Schmid: “El ciclo del triunvirato de la CGT está agotado”

El sindicalista consideró que desde diciembre hay una "crisis profunda" en la central obrera. "El problema es que si nosotros tomamos decisión en el colectivo y después las desconocemos, tenemos un problema serio", disparó.

Juan Carlos Schmid.

Juan Carlos Schmid es el único de los tres líderes de la CGT que va a estar presente en la marcha del 21F convocada por Hugo Moyano, una clara señal de que el Triunvirato está completamente dividido. La movilización de Camioneros fue el factor que terminó por fracturar por completo a la central obrera y uno de sus dirigentes lo reconoció de forma abierta.

Advertisement

A principios de mes, Carlos Acuña cruzó a su compañero Héctor Daer y lo acusó de “defender a la patronal“, pero apenas una semana más tarde él mismo se bajó de la marcha al rechazar la participación del kirchnerismo. “Tenemos sectores políticos que se cuelgan a un reclamo de los trabajadores, que no corresponde que se politice”, aseguró. Con ello, Schmid quedó como el único de los tres que mantuvo su apoyo a la movilización.

“Desde diciembre cuando la mayoría de los sindicatos grandes desobedecieron el mandato que dio el Triunvirato, ahí se entró en una crisis profunda y me da la impresión que el ciclo está agotado. Tenemos miradas diferentes de la realidad”, consideró Schmid en diálogo con Luis Novaresio por radio La Red.

En ese sentido, analizó que “el problema es que si nosotros tomamos decisión en el colectivo y después las desconocemos, tenemos un problema serio”.

Schmid defendió su participación a la marcha de Camioneros: “Hay muchas razones para protestar, la protesta del miércoles tiene una serie de demandas que están en la agenda social y económica, que tienen que ver con el deterioro de los trabajadores, más allá de la disputa Moyano- Macri, acá hay muchos problemas.”

Consultado por si lo imagina a Moyano como secretario de la CGT, sostuvo: “No creo que Moyano lo esté planteando, de todas maneras digo que si el ciclo está terminado no olvidemos que los mentores del proceso de unidad fueron Antonio Caló, Luis Barrionuevo y Hugo Moyano”.

En cuanto a la relación de la central obrera con el Gobierno, afirmó que se deterioró tras el impulso que el oficialismo dio a las reformas: “La CGT tiene relación con el Gobierno, tuvimos momentos de tensión y otros de diálogo. Hoy no hay diálogo porque la reforma previsional dio un quiebre importante en las conversaciones. El Gobierno no dio confianza y dudo de las intenciones que tiene”.

Sobre ello, amplió: “Yo no confío en las intenciones que tiene el Gobierno. En el contexto de la reforma previsional, el ministro de Trabajo discutió la reforma laboral sobre tres pilares antes de las elecciones y después ocurrió algo diferente. O se presentan mal los temas, o se dice una cosa y luego se ejecuta otra”.

 

 

Advertisement
VIAperfil.com
Compartir