La Fechaco se queja del contrabando fronterizo y los altos impuestos

La Federación Económica del Chaco expresó su disconformidad con los controles que actualmente se realizan en los pasos fronterizos, los cuales “a pesar de la presencia de autoridades policiales y de Gendarmería en las aduanas, son totalmente ineficaces”. Sosteniendo, además, que "el mismo producto fabricado en los países fronterizos, hecho en Argentina cuesta el doble".

Puesto fronterizo de Aduana argentina.

Desde la entidad empresaria chaqueña, indicaron que, si bien no es un reclamo actual y hubieron indicios buenos el año pasado, “hoy en día el contrabando que viene desde Formosa y Misiones afecta fuertemente a los comerciantes locales y se puede observar sobre todo en los rubros de electrodomésticos, electrónica e indumentaria”.

Advertisement

El presidente de la entidad, Sergio López, sostuvo que “la mercadería de contrabando pasa sin ningún problema, y eso nos preocupa porque va quitando fuentes de trabajo e ingreso genuino a la región NEA ya que son productos que no pagan ningún impuesto”.

Agregando que, “el mismo producto importado en los países vecinos, en Argentina se paga el doble de impuestos. Aún más, el mismo producto fabricado en los países fronterizos, hecho en Argentina cuesta el doble”.

La presión tributaria es una cuestión que aqueja al empresariado ya hace tiempo, “existiendo cerca de un 70% de impuestos y cargas patronales de todo tipo, siendo más del doble que en Brasil, Paraguay y Chile, a lo que se suman costos laborales muy altos y una industria del juicio laboral que crece cada día más”, dijo López.

Todo esto hace muy difícil competir a las PyMEs, ya que “no se ve que haya una disminución sustancial en materia impositiva, pero tampoco que funcionen los controles fronterizos” sostuvo el dirigente de la Fechaco.

Insistiendo que, “realmente no hay conciencia ni se toma la dimensión que esto tiene. Pedimos a las autoridades nacionales y provinciales que tomen medidas al respecto y consideramos que existen dos vías: o se pagan impuestos similares a los que pagan los comerciantes e industriales de los países fronterizos, o se debe efectuar un real control y cerrar nuestra economía, ya que no se le puede pedir al empresario PyME del NEA que compita con Paraguay donde el IVA y las ganancias son del 10%”.

Para culminar expresó que “si bien hay un programa de disminución gradual de los impuestos en cinco años, es un tiempo muy largo y creemos que muchos no van a llegar, por lo que hay que tomar medidas diferenciadas y contundentes para esta región del país”.

Advertisement
Compartir