Gerardo Cipolini: “La gente se resiste a abandonar sus casas por miedo a la rapiña”

El intendente municipal de Presidencia Roque Sáenz Peña, tras padecer “un meteoro sin precedentes”, dijo a CIUDAD TV y RADIO CIUDAD que la ciudad quedó colapsada por una masa que afectó a casi la mitad de la población, unas 50.000 personas. Agradeció el acompañamiento del gobierno provincial, aguarda para este martes la visita del gobernador, y estimó que en las próximas horas llegaría ayuda nacional.

Gerardo Cipolini, diputado nacional.

“Las condiciones actuales no son buenas. Recordemos que el jueves cayeron unos 80 milímetros, y el sábado fuimos víctimas de un meteoro sin precedentes, con 300 milímetros, con lo cual la ciudad quedó colapsada”, dijo Gerardo Cipolini.

Advertisement

Es una ciudad que “no puede evacuar esta cantidad de agua. 380 milímetros es casi lo que llueve en 6 meses”, agregó el jefe comunal de la ciudad termal. “Trabajamos a lo largo y ancho de la ciudad, y debo agradecer al vicegobernador a cargo de la gobernación, que estuvo desde el primer momento a disposición, incluso cuando vecinos cortaban la ruta 95”.

Luego, Cipolini se refirió a la atención a personas evacuadas y a las afectadas por el inmenso caudal de agua caída, especificando que “son unas 50.000 personas las que tienen agua dentro de sus casas, pero la gente se resiste a abandonar sus casas por miedo a la rapiña. Es casi la mitad de la población”.

“El pronóstico no es muy halagüeño. Ojalá por ahí fracasen los pronosticadores”, deseó el titular de la comuna saenzpeñense, quien recordó que los evacuados están ubicados en la Ferichaco, pero que además “están habilitadas varias escuelas para ser utilizadas de ser necesario, pero aún no fueron ocupadas”.

Hizo saber que “mañana –por el martes- temprano recibiremos recibiremos la vista del gobernador. Seguramente coordinaremos alguna ayuda”, a la vez que estimó que “los problemas y padecimientos vendrán también cuando el agua baje”.

Acotó también que “no hemos recibido del gobierno nacional aún ayuda, que se han comprometido a enviar. Creemos que esta noche o mañana llegará algo para ayudar a las necesidades de nuestros hermanos”,

Finalmente, Cipolini dijo esperar que la masa de agua baje, que “hay problemas con las aguas negras, provenientes de los pozos negros desbordados”, y que “gracias a Dios no tenemos enfermos en gran número”.

 

Advertisement
Compartir