Escándalo de por medio, los Corsos de Quitilipi los organiza la Fundación Amistad

Después de acalorados debates y ante la fuerte presión de las comparsas que integran la Fundación, el municipio no pudo sostener la imposición que había planteado el intendente Casalboni y terminaron cediendo la organización de los corsos a las agrupaciones carnestolendas.

Integrantes de la Fundación La Amistad de Quitilipi.

Las autoridades municipales convocaron a los presidentes de las comparsas para acordar la organización de la fiesta, sin embargo la reunión finalizó en escándalo. Ahora, quienes venían planificando el evento, serán los responsables de los Corsos de Quitilipi. Los representantes de la comparsa Irupé se terminaron retirando de la reunión.

Advertisement

De la convocatoria participaron los abogados Claudio y Gustavo Fernández, representando al municipio; por la comparsa Irupé, José Lucca y Raúl González; por la Fundación La Amistad, los presidentes y delegados de las tres comparsas, Daniel Romero (Araí), Diego Bogarín, Jorge Macías, José Borda (Marabú), Edgardo Almirón y Cecilia Martina (Irupé “La Pionera).

Tensión en la reunión
La única mujer representante de Irupé “La Pionera”, tuvo una crisis nerviosa y terminó envuelta en lágrimas ante la posición intransigente de los referentes de la comparsa Irupé. Y hasta tuvo que ser convocada la policía para calmar los ánimos.

Mientras se desarrollaba la reunión en el salón de la intendencia quitilipense, los bailarines, padres e integrantes de las escuelas de música permanecían frente al municipio “sambando” y esperando el resultado de la reunión con gritos y cánticos. Pero también hubo algunos insultos desubicados.

En la reunión se planteó una lucha de interés político institucional ratificado por los secretarios de gobierno y obras públicas, Claudio y Gustavo Fernández, en favor del intendente Casalboni, para “que bailen y compitan las cuatro comparsas”.

Sin embargo, no fue posible acordar con Irupé y las comparsas de la Fundación” La Amistad”; por lo tanto decidieron dejar la organización de los corsos en manos de las tres agrupaciones. Antes del final, los dirigentes de Irupé abandonaron la reunión.

Bajo un acta se labraron con las condiciones de apoyo que brindará el municipio a la organización, y esta se dio lectura ante los presentes y, posteriormente, ante los comparseros, familiares y simpatizantes de las comparsas que esperaban la resolución frente al municipio.

 

Advertisement
Compartir