“En Barranqueras, en la mayoría de la periferia no hay agua”

Gloria Rivero es una vecina de Barranqueras que participó este viernes de la audiencia pública de la empresa SAMEEP en Casa de Gobierno y - tras la misma - criticó con dureza la convocatoria realizada. "¿Cómo les voy a creer si yo vivo a 800 metros de La Toma y no tengo agua?", se quejó.

Restricción del suministro de agua potable hasta la tarde.

“Nos han mostrado una serie de gráficos sobre lo que supuestamente hizo SAMEEP, algo que no puedo comprobar, porque yo estoy acá y las obras están en el interior. Cuando voy a Sáenz Peña veo un montón de caños al costado de la ruta como que no están terminadas las mismas y yo, particularmente, vine a hablar de lo que en mi barrio sucede”, referenció.

Advertisement

“En Barranqueras, en la mayoría de la periferia, no hay agua; en verano no la tenemos y en invierno muy poco”, dijo la mujer.

“Entonces.. ¿me van a plantear una tarifa de algo que yo no consumo?
Y me la plantean en paralelo sobre supuestos gastos personales como la internet, telefonía, gaseosa o cerveza. Pasa que tengo un sueldo por debajo del mínimo; y, la mayoría de la gente donde yo vivo, está en la misma situación”, sostuvo Rivero.

Asegurando que, “el agua es un derecho humano inalineable, porque no me la pueden quitar aunque yo no la pueda pagar; porque de ella depende de la vida”.
“Si hay lugares que, como dijo el señor Levrino tienen piletas de natación, pues que esas personas paguen más. Pero no es justo que a nosotros, que no tenemos el uso real del agua, tengamos que pagar un aumento de tarifa”, se quejó la vecina de la localidad portuaria.

“Este sistema de audiencia pública, realmente es una farsa. Porque nos dicen que la convocatoria salió en el Boletín Oficial, ¿y quién lo lee?. Nos toman el pelo”, disparó.
“Nos dicen que llevan el agua hasta Pampa del Indio y otros lugares que están lejísimos, y nos muestran todo con lindos colores. Pero..¿cómo les voy a creer si yo vivo a 800 metros de La Toma y no tengo agua?”, se preguntó.

Advertisement
Compartir