Presión para que se habilite feria y se frene la reforma previsional

El caso destacado preocupa a la Casa Rosada que aspira a mantener un impasse hasta febrero en las demandas. El fuero de la Seguridad Social es un hervidero; y hay una mala noticia para Ejecutivo nacional: se prepara presentación con 2.500 casos.

ANSES.

Pese a que el Gobierno logró sortear con éxito la primera quincena de la feria judicial con un parate a los amparos contra la reforma previsional, comenzó a sumarse presión para que se habilite su tratamiento durante el segundo tramo del receso, y se frene la vigencia de la modificación en el cálculo de haberes jubilatorios impulsado por el oficialismo.

Advertisement

Un pedido para que una medida cautelar frene la vigencia de la nueva norma, ahora exigió al juez de turno, Walter Carnota que intime a la fiscal Mariana Grinberg para que gire el expediente y así se pueda tomar una decisión sobre si habilitar o no el receso para tramitar la demanda.

Llamativamente, la fiscalía aparece como la que retuvo el recorrido del caso, pese a que ese tipo de solicitudes tienen plazo máximo de resolución en 48 horas. Se presentó antes de que finalice 2017.

La demanda iniciada a título individual por Miguel Ángel Fernández Pastor avanza como leading case y no quedó comprendida en el intento por agrupar todos los amparos colectivos bajo la órbita del juez Fernando Strasser, ni tampoco entre los que ya obtuvieron una negativa a ser analizados durante enero.

Demanda ‘encajonada’
El expediente 138932/2017 registra un último movimiento este miércoles cuando obtuvo un nuevo “pase” tras ser enviado a la fiscalía de feria, luego de que desde el juzgado se le remitiera la nota presentada por Fernández Pastor donde acusó directamente a la fiscal Grinberg de “esconder en un armario” el caso, sin expedirse.

“La actitud de la doctora Grinberg es violatoria de los derechos y garantías del debido proceso, de defensa en juicio y de una multiplicidad de garantías consagradas en la Constitución Nacional”, apuntó el escrito que abrió la puerta a una denuncia ante la Procuración General por ese accionar.

En la demanda se volvió a insistir en la habilitación de días y horas inhábiles (feria) dado que consideraron que de no tratarse durante enero hay una serie de disposiciones internas dentro de ANSES que conduce Emilio Basavilbaso, y que afectarán la liquidación de los haberes que serán percibidos en marzo, pero de acuerdo a la nueva fórmula.

Según se alertó, se aplican con dos meses de antelación disposiciones normativas y operativas tales como resoluciones de Dirección Ejecutiva, Direcciones de Normatización, entre otras. Así como que también entre el 15 y el 18 del mes anterior a que las jubilaciones sean acreditadas comienzan los giros de la administración central a los centros de pago. Si existiera alguna medida judicial posterior al 18 de febrero que frene la nueva normativa no modificará, en la práctica, el cálculo oficial con el que se pagarán los haberes en marzo.

Cambio de fiscal
La novedad es que Grinberg ya dejó su lugar durante el receso y la posta la tomó el fiscal Gabriel De Vedia, también a cargo de la UFISES. En las próximas horas tendrá que tomar una decisión que probablemente sea seguida por el juez Carnota ya sea por la positiva o por la negativa. El magistrado ya habilitó la feria para tramitar una demanda similar interpuesta por la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) que apunta a declarar “inconstitucional” la modificatoria.

Además, es conocido en el ámbito académico por ser un legalista en materia procesal del Derecho de la Seguridad Social. Ya Mar del Plata y La Plata se inclinaron por la negativa a tratar el tema este mes, lo que llevó alivio a la Casa Rosada, tal como adelantó Ámbito Financiero, dado que es un tema de alta sensibilidad para el Ejecutivo.

Esa atención especial no escapa a la lógica del propio fuero de la Seguridad Social que es un hervidero tras bambalinas. Varios magistrados están pugnando por tres vacantes existentes en la Cámara de Apelaciones del fuero en el concurso N° 391.

El “juego de tronos” también explica la cautela con la que las decisiones judiciales se han venido adoptando. La feria ayudó. Los fiscales, por su parte, dejan entrever que sus superiores ven con buenos ojos que el asunto se difiera hasta que se reanude la actividad de manera formal.

Mala noticia
Hasta el momento, se mantiene el impasse hasta febrero acerca de cualquier obstáculo judicial que bloquee la aplicación de la nueva norma cuya aprobación implicó un desgaste político para Cambiemos.
Sin embargo, cuando finalice la feria, Basavilbaso recibirá una mala noticia: uno de los principales estudio de abogados especializados en la Seguridad Social (y de los más poderosos) planea interponer la inconstitucionalidad de la nueva ley, para que pueda ser aplicada, a futuro, a beneficiarios del denominado “fallo Badaro”. Son una masa de aproximadamente 2500 juicios que buscarán escapar al nuevo recálculo.

 

Advertisement
VIAambito.com
Compartir