“El Gobierno Nacional garantiza el no inicio de clases por decreto”

Desde el gremio docente SITECH Federación, manifestaron su rechazo absoluto al decreto Presidencial que anula la paritaria docente a nivel nacional, "dejando en manos de las provincias el destino de miles de trabajadores que ya nos encontramos por debajo de la línea de la pobreza".

Enérgico rechazo docente a los ajustes del Ejecutivo nacional.

En un duro documento, señalan:
“Como era de esperar, el Gobierno Nacional volvió a arremeter contra la clase trabajadora. En su perversa implementación de políticas de ajuste, el macrismo – a través de un decreto – anula la negociación del salario del sector docente a nivel nacional desterrando definitivamente la Paritaria Nacional; y dejando en manos de las provincias el destino de miles de trabajadores que ya nos encontramos por debajo de la línea de la pobreza.

Advertisement

Desde Federación SITECH manifestamos nuestro rechazo absoluto a este nuevo ‘sinceramiento’ del Gobierno Nacional, ya que, de hecho, desentenderse en materia de inversión en educación pública ha sido moneda corriente. Por lo que, el decreto, es la cristalización de lo que en la práctica ya venían realizando, y es el espejo de la ideología que profesan. Y, en este sentido, el Ejecutivo Nacional ha firmado el no inicio de clases en todo el país.

En un contexto de absoluta incertidumbre, en el que los voceros oficiales en la vorágine de burlescos sinceramientos salen a plantear ‘nuevas metas de inflación’, con precios que se disparan, un dólar con valores históricos, tarifazos irracionales, saqueo a los jubilados, despidos masivos; etc; el Gobierno Nacional – lejos de buscar caminos que permitan aliviar a la clase trabajadora – toma la decisión arbitraria y unilateral de firmar un decreto que atenta contra una conquista como lo es la Paritaria Nacional.

Cuestión esta que no hace más que arrojar combustible al fuego y enciende, con más fuerza, un conflicto que no ha sido resuelto año tras año.

Es una vergüenza nacional que un docente cobre 11 mil pesos, que sería el 20 % por encima del mínimo, vital y móvil, cuando la canasta reconocida por el propio gobierno es superior a los 16 mil pesos. Quedando claro que, para Macri, el docente debe vivir en la pobreza, mientras las petroleras suben los precios sin reparo a niveles internacionales acumulando riquezas, juntos con los demás sectores de poder que protege el macrismo.

No podemos dejar de mencionar que, desde Federación SITECH, hemos denunciado tanto la parodia del kirchnerismo cuando hacia “como si” negociaba los salarios docentes y el “sello mayoritario” levantaba la mano a la par que empobrecía a los trabajadores docentes que decían representar; como al actual gobierno macrista que, desde que asumieron, han hecho con las leyes y decretos una lotería en la que han rifado y continúan rifando cada uno de nuestros derechos.
Claramente, los distintos ajustes que sufrimos en el sector docente durante los distintos gobiernos fueron consentidos por los gremios nacionales, no así la Federación Nacional Docente que ha mantenido la independencia de los gobiernos.

Evidentemente el macrismo está dispuesto a llevarse por delante a la totalidad de la clase trabajadora, cuestión esta que quedó evidenciada cuando – en medio de tamaño conflicto social en el que las fuerzas represivas del estado desplegaban su poder sobre las calles – el Congreso arrasaba a los jubilados. Embestida que tendrá su continuidad cuando pretendan aplicar la mal llamada “reforma laboral”.

Ahora bien, la provincia no es ajena a esta práctica de ajuste y el “simulacro de paritaria provincial” orquestado por el ex ministro Farías que ha dejado como resultado una recomposición miserable del 7,5 % en el año 2017.

Por lo que la actual ministra de Educación deberá cargar con esa “pesada herencia” y convocar de manera urgente a los sindicatos para comenzar a dialogar sobre los salarios; a sabiendas que la paupérrima suma otorgada el pasado año, de no obtener una oferta acorde a lo perdido y a la inflación actual, implica la continuidad del conflicto.

Claramente nos espera un año marcado por el conflicto, con frentes abiertos tanto a nivel nacional como provincial, con un escenario en el que el ajuste a la clase trabajadora estará al orden del día.

Como un preludio, diciembre del 2017 fue la antesala, con una clase política que desprecia profundamente el overol y no tiene reparo para imponer medidas que no son otras que la profundización del ajuste.

En este contexto, Federación SITECH coherente con su política, hace un llamado a la unidad de acción de todos los sectores. Ya que NO estamos dispuestos a ser, como trabajadores, los que debamos cargar sobre nuestras espaldas la crisis.

Convencidos de que la lucha será larga, pero si nos encontramos unidos podremos frenar a los ricos y poderosos, e impedir de esta forma ser tierra arrasada por un proyecto neoliberal que beneficia a los grandes empresarios y condena a los de abajo a la eterna pobreza”.

Advertisement
Compartir