Temuco: el Papa Francisco almorzó con representantes mapuches luego de la misa

Después de celebrar misa en tierra mapuche, tal como se había anticipado, el Papa se trasladó a la Casa Madre de la Santa Cruz, un hogar de monjas de origen suizo de esta ciudad, donde almorzó con 11 habitantes de la Araucanía, la región más pobre y con más alto índice de desocupación de Chile, marcada por el conflicto con el reclamo indígena.

El Papa Francisco almorzó este miércoles con 11 habitantes de la Araucanía, entre ellos ocho mapuches, tras celebrar la misa “El Progreso de los Pueblos” en Temuco ante unas 200 mil personas. En la celebración religiosa, entre el público, estuvo presente Juan Namuncurá, descendiente del beato argentino Ceferino Namuncurá,

Advertisement

De los variados representantes del mundo indígena que participaron del almuerzo, ninguno pertenece a las comunidades involucradas en ataques incendiarios a empresas forestales, de transporte y del sector energía, que son las que más quemas han sufrido desde que el asunto mapuche volvió a un punto crítico, hace diez años.

Los invitados a almorzar con el pontífice fueron ocho mapuches de distintas comunidades, una mujer víctima de la violencia rural, un colono de familia suiza-alemana y un inmigrante reciente, Garbens Saint Fort, llegado desde Haití.

Los mapuches fueron Sebastián Cayuleo (comunidad de Boyeco); Rubén Nahuelpán (buzo mariscador, comunidad de Nehuentúe); Teresa Hueche (comunidad de Maquehue); Jaqueline Huircán (comunidad de Nueva Imperial) y Juan Pailahueque (pequeño agricultor en tierras dadas por el Estado, como reparación).

Además, Silvia Llanquileo (figura religiosa y de salud ancestral de su comunidad De Enoco); Rigoberto Queupul (2° Lonko, figura ancentral en su comunidad de Conoco, y cultivador de hortalizas y frutales) y Patricia Panchillo (tejedora a telar y artesana de la comunidad de Cuyimko).

El menú con el que el obispo de Roma agasajó a sus invitados fue pan tostado, ragú de champiñones, carpaccio de pulpo con limón, queso grana padano y brusquetas; pinzas de jaiba con salsa golf; osobuco con risotto, y leche asada de postre, informó su vocero Greg Burke.

Líder mapuche indignada
En el ingreso del recinto de esta Casa de monjas estaba la machi – líder espiritual y curandera mapuche – Francisca Linconao, que está con arresto nocturno mientras espera un nuevo juicio por su eventual participación en el crimen del matrimonio Luchsinger Mackay en 2013 (fueron quemados vivos en su casa).

Linconao pidió una reunión con el Papa, pero como no tuvo respuesta, se sentó en la calle a esperarlo antes del almuerzo. “Para los mapuches no hay justicia, solamente para los que tienen plata y hacen lo que quieren con uno”, reclamó molesta.

Cuando pasó el papamóvil, Francisco ni siquiera vio que ella estaba ahí; y Linconao se retiró indignada del lugar.

 

Advertisement