Submarino ARA San Juan: aunque habilitaron la feria, la causa judicial tuvo pocos avances

La jueza Marta Yáñez todavía no empezó a tomar declaraciones testimoniales.

Jueza federal de Caleta Olivia Marta Yáñez,

En lo que fue visto como un gesto de acercamiento a los familiares de los tripulantes del ARA San Juan, la jueza federal de Caleta Olivia, Marta Yáñez, había habilitado semanas atrás la feria judicial para continuar investigando en enero las razones de la desaparición del submarino.

Advertisement

Se esperaba entonces que la magistrada comenzara a citar testigos durante los primeros días del mes para tomarles declaración y poder darle así un primer impulso fuerte a la causa. Sin embargo, según pudo saber Clarín, las citaciones se están demorandomás de lo previsto y aún no hay una fecha estimada para su inicio.

De hecho, a raíz de la tardanza, Luis Tagliapietra, padre del teniente de corbeta Alejandro Damián y abogado querellante en la causa, viajó la semana pasada a Caleta Olivia con el objetivo de agilizar el desarrollo de la investigación.

La tardanza se debería a que Yáñez y su equipo de trabajo están terminando de “clasificar y analizar” una docena de cajas con documentación aportada por la Armada y el Ministerio de Defensa, además de la lógica caída en el ritmo laboral que las dependencias judiciales sufren durante la feria.

Entre los documentos con los que cuenta el juzgado existen detalles de las reparaciones que se le hicieron al buque en Tandanor, así como de los trabajos realizados en el San Juan desde el 2014.

Las primeras testimoniales estarían vinculadas con el contenido de las comunicaciones que había mantenido el submarino en sus tres últimos viajes y con las tareas de mantenimiento del buque. Estos testimonios serían el paso previo a la definición de posibles declaraciones indagatorias.

Yáñez, que por ahora mantiene la carátula de “averiguación de ilícito”, quedó a cargo de la causa porque tanto la última comunicación del ARA San Juan como la presunta explosión registrada a bordo ocurrieron en aguas del Mar Argentino que están bajo su jurisdicción. Desde el pasado 15 de noviembre, día de la desaparición, nada se sabe sobre lo que pasó con el submarino ni con sus 44 tripulantes.

Advertisement
VIACLARIN
Compartir