Desnutrición infantil: especialistas cuestionan “metodologías” de la fundación CONIN

La Sociedad Argentina de Pediatría y la Sociedad Argentina de Primera Infancia aseguran que las fórmulas de esa fundación para “detectar” desnutrición en chicos de 3 a 5 años son “arcaicas” y “carentes de evidencia científica”. Desde junio de 2016 mantiene un convenio con el gobierno del Chaco.

Las metodologías de CONIN en el eje de la polémica

La Sociedad Argentina de Pediatría (SAP) y la Sociedad Argentina de Primera Infancia (SAPI) manifestaron su repudio al convenio celebrado entre el Ministerio de Educación de la Nación y la Fundación Conin (Cooperativa para la Nutrición Infantil), presidida por Abel Albino para “detectar” la desnutrición en chicas y chicos de 3 a 5 años, según informó este jueves el diario Página/12. Ambos organismos emitieron comunicados en los que cuestionaron duramente los preceptos de Albino por ser “carentes de evidencia científica y alejados de una concepción integral de la salud”, y por basarse en una ideología “arcaica y sesgada”.

Advertisement

En suma, las dos instituciones reclaman al Ministerio que brinde información sobre el programa, acerca del cual la cartera sólo publicó una presentación muy vaga. La SAP mandó una carta al ministro Alejandro Finocchiaro para pedir explicaciones.

En esa carta la SAP expresa “profunda preocupación” por el convenio y señala que “en reiteradas oportunidades hemos manifestado a las autoridades de turno nuestro malestar por argumentos vertidos por el Dr. Albino sobre sus presuntas fórmulas para combatir la desnutrición y enfermedades de transmisión sexual, carentes de evidencia científica y alejadas de una concepción integral de la salud”.

“Un Estado moderno debe garantizar que las políticas públicas estrechamente vinculadas al desarrollo humano –particularmente educación y salud–, cuenten con el asesoramiento brindado por sociedades científicas. Desplazar la colaboración de entidades de prestigioso reconocimiento y trayectoria por alternativas basadas en otras concepciones brinda –como mínimo–, una visión parcial de los problemas y soluciones, poniendo en riesgo el cumplimiento pleno de los derechos de los niños, niñas, adolescentes y sus familias”, agregó la SAP, que solicitó “acceso a los detalles del programa, habida cuenta de nuestro compromiso permanente por la salud y el bienestar de nuestros niños”.

Convenio en marcha en el Chaco
En 2015, durante el mandato del ex gobernador del Chaco, Jorge Capitanich, estalló en los medios nacionales el problema de la desnutrición infantil en el Chaco, amplificado, además, por el programa Periodismo Para Todos del periodista Jorge Lanata en Canal 13. Por aquel entonces, el médico pediatra y referente de la fundación CONIN en Quitilipi, Carlos Casalboni -hoy detenido por denuncias de abuso sexual-, se convertía en una figura de consulta de los medios para esmerilar la gestión provincial. Pasaron las elecciones provinciales: Casalboni se convirtió en intendente de Quitilipi y Domingo Peppo alcanzó la gobernación del Chaco por el Frente Chaco Merece Más.

El 3 de junio de 2016, el gobernador del Chaco, Domingo Peppo y el titular de la fundación CONIN, Abel Albino, firmaron un convenio de cooperación para “articular acciones con el objeto de reforzar las acciones de prevención y tratamiento de la desnutrición”. El acuerdo establecía “la realización de un relevamiento nutricional y social en determinadas zonas y en base a ello, la elaboración de un modelo de gestión de trabajo participativo y coordinado”. En la actualidad, CONIN dispone de tres sedes ubicadas en las localidades chaqueñas de Barranqueras, Sáenz Peña y Quitilipi; en 2017, a través de una ley provincial, se le donó un terreno para la construcción de una sede en la ciudad de Resistencia. Curiosamente, luego de la firma de aquel convenio, el Chaco no volvió a ser noticia nacional por casos de desnutrición infantil.

Más allá del convenio que el gobierno del Chaco firmó con CONIN, vale recordar que en el año 2011 el por entonces gobernador Jorge Capitanich había creado la Unidad Provincial de Seguimiento Nutricional bajo la órbita del Ministerio de Desarrollo Social provincial que, según informó el propio gobierno provincial al anunciar el acuerdo con CONIN, realizaba “un trabajo interdisciplinario en toda la geografía chaqueña, por el cual se lleva un registro exhaustivo de los casos con déficit nutricional y en situación de riesgo”. Agregaba que “se realiza asistencia integral para garantizar la salud de estas personas y promover hábitos alimenticios saludables en el núcleo familiar”.

Es decir, el gobierno decidió firmar un convenio con CONIN, donarle un terreno para construir su sede en Resistencia cuando el propio Estado chaqueño contaba con un área específica destinada a las mismas funciones.

Otros convenios de CONIN
La nota firmada por la periodista Soledad Vallejos en Página/12, señala que de acuerdo con la información publicada en su propia web, la Fundación Conin tiene en marcha cinco convenios con distintas jurisdicciones del país y uno con el ministerio de Desarrollo Social de la Nación, además del que firmó a fines de diciembre con el ministerio de Educación. Son “alianzas con el sector público” que implementan la “metodología Conin”, según la cual “los déficits o excesos en el estado nutricional infantil están asociados a múltiples factores del ambiente en el que el niño vive desde su concepción”.

La “alianza” con el ministerio de Desarrollo fue celebrada en abril de 2016, pero había sido prometida en 2015, durante la campaña presidencial, cuando Albino se reunió en casa de Elisa Carrió con el entonces candidato Mauricio Macri, la diputada del Parlasur, Mariana Zuvic, su par mendocina Susana Balbo y el titular de la Sociedad Rural Argentina, Luis Miguel Etchevehere (https://www.pagina12.com.ar/diario/ajedrez/35-285816-2015-11-10.html).

El plan era que Albino creara un “Programa Integral contra la Desnutrición” en caso de que Macri llegara a la Presidencia. En el convenio hoy vigente Albino y la ministra Carolina Stanley “acordaron consolidar la aplicación de la metodología Conin, que consiste en el abordaje integral de la problemática social que da origen a la pobreza extrema y en consecuencia directa a la desnutrición”. ¿La dinámica? “Desde la Nación, se destinarán fondos para potenciar los Centros Conin de Prevención de Desnutrición Infantil y Promoción Humana”.

Otro de los convenios es con la Ciudad de Buenos Aires, data de 2012. Los restantes cuatro se firmaron con Estados provinciales: con Mendoza, en enero de 2013 (para “tomar como política de estado la lucha contra la desnutrición infantil, haciendo hincapié en la prevención y tratamiento de la desnutrición”); con Salta, en mayo de 2013 (para “mejoramiento de la infraestructura de los comedores infantiles y merenderos salteños, su adecuación en instituciones de desarrollo comunitario y la futura aplicación de la Metodología Conin”); con Misiones, en mayo de 2015 (para trabajar” en “los Hogares de Día de Posadas e Iguazú”); con La Rioja, en diciembre de 2016 (para capacitar a profesionales del ministerio de Salud atender “casos de desnutrición que se detecten”).

 

Advertisement
Compartir