Gancedo: desde la semana próxima sólo habrá bombeo de agua durante la noche

Es en el marco de la crisis hídrica que atraviesa esa localidad del sudoeste chaqueño por la caída de dos tanques con los que se abastecía a los vecinos. El intendente Alberto Korovaichuk contó a RADIO CIUDAD cómo se trabaja ante esa emergencia. “Tenemos agua pero inconvenientes con la reconstrucción de la obra", confió el jefe comunal.

Así quedaron los tanques que abastecían de agua a la localidad de Gancedo

Mientras analiza alternativas financieras para reemplazar los dos tanques de agua que abastecían a la localidad y que se desplomaron a fines de 2017 –cuestan 60 mil dólares cada uno- y otras medidas para normalizar el abastecimiento de agua potable, el intendente de Gancedo, Alberto Korovaichuk, adelantó que el Municipio abastecerá durante toda la jornada a los vecinos sólo hasta el próximo martes 16 y que a partir de ese momento sólo lo hará por las noches. En tanto, durante el día los habitantes de Gancedo deberán dirigirse hasta la planta potabilizadora a comprar el agua potable y luego acarrearla hasta sus domicilios.

Advertisement

“Agua hay en la represa, estamos con inconvenientes de instalación y de recursos, que eso es lo que nos preocupa; ahora estamos haciendo una excavación de seis metros arriba de la lomada para que podamos reconstruir todo lo que teníamos, pero para hacer ese trabajo se necesitan recursos”, explicó Korovaichuk. En ese sentido, informó que “el municipio está tomando un crédito para poder salir adelante, reconstruir el decantador y el tanque de depósito”.

En ese contexto, el intendente de Gancedo adelantó que “esta semana se va a dar agua al 100 por ciento hasta el lunes o martes; a partir de ahí vamos a estar largando agua en la red solamente de noche porque ya no vamos a tener más nafta en la elaboración de agua; de día, va a tener la gente para comprar y acarrear desde la planta hasta la casa de cada uno”.

A diferencia de otros municipios, el jefe comunal aclaró que “no tenemos necesidad de agua sino de reparar lo que se ha destruido, la reconstrucción de los tanques”.

“Conseguimos los tanques pero cada uno sale 60 mil dólares y hay que conseguir el dinero para poder comprarlos y después que cavemos toda la lomada, seis metros de profundidad, venir compactando desde abajo, día a día, y reconstruyendo hasta llegar a la altura necesaria y hacer las bases que correspondan para volver a instalar los tanques”.

“Nos va a llevar casi tres meses, así que perdimos las vacaciones de este año”, reconoció Korovaichuk.

Advertisement
Compartir