Este gobierno está haciendo un desastre en la Argentina

Haciendo un repaso sobre las distintas acciones o medidas del Ejecutivo Nacional, que son claramente perjudiciales para la sociedad en su conjunto, vemos que en el 2017 se fue consolidando lo que veníamos sosteniendo, la gestión de Macri es un gobierno de ricos y para ricos.

Dr. Julio René Sotelo.

Por Julio René Sotelo *

Advertisement

Actualmente estamos viendo una descomunal transferencia de recursos de los sectores más desprotegidos de la población a los más poderosos y esto se consolida a través del endeudamiento increíble que está teniendo la Nación tanto en el orden internacional como nacional.

Asimismo, en dos años del gobierno de Macri, Argentina tomó deuda en moneda local y extrajera, por 121.588 millones de dólares, según el Observatorio de Deuda Externa de la Universidad Metropolitana; y, 84 cada 100 dólares ingresados, fueron destinados a la fuga de capitales, remisión de utilidades, vencimientos de deuda, etc..

Casi nada de esa inmensa suma fue destinada a la inversión productiva, obras de infraestructura o industrias estratégicas. Todo lo contrario, su destino fue la especulación y la bicicleta financiera, teniendo a las Lebac como motor principal.

Los lógicos efectos, de tamaño dislate, la estamos viendo: despidos, reducción salarial a activos y pasivos y una actividad económica estancada que va en descenso, industrias cerradas, economías regionales destruidas.

Para peor, pero también como parte de ese plan, en el año 2017 el rojo de la balanza comercial es de casi 9.000 millones de dólares, el más alto de la historia de la Argentina, con un superávit del 2016 de 1.900 millones.

Todas las medidas que se vienen tomando son en favor de los que más tienen. Podemos ver que 100 mil millones se le quitaron a los jubilados, los trabajadores están por flexibilizar la relación laboral y de una u otra manera esto significará menos ingresos, empresas estatales que están cerrando, incrementos escandalosos en el transporte y combustible a causa de quitar o no pagar los subsidios correspondientes. Y este incremento lo terminan pagando los más humildes.

Es un gobierno para unos pocos en perjuicio de la inmensa mayoría de los argentinos. En el 2018 van a intentar un ajuste mucho mayor al del año pasado y que va a generar una tensión social muy fuerte, donde nuestras conducciones tanto políticas como gremiales van a tener que ponerse a la altura de las circunstancias.

Los gobernadores tienen que pensar en su provincia y tomar medidas en beneficio de ellas. Es evidente que no pueden oponerse a las distintas medidas que son de orden macroeconómico.Tienen que sobrevivir de esta lucha tan desigual.

Debemos ir pensando que en el 2019 vamos a hacer una oposición inteligente, que vaya a la cabeza contra el Gobierno Nacional. Tenemos que ser un absoluto y total cambio de rumbo en todo el país en lo que se refiere a políticas internacionales y económicas de todo tipo, porque debemos volver a pensar en las personas más humildes.

Tenemos que tener la responsabilidad suficiente en saber que estamos gobernando una provincia y, en el 2019, vamos a utilizar todos los argumentos políticos para poder demostrar que este gobierno está haciendo un desastre en la Argentina.

 

(*) Diputado del Parlasur por la Provincia del Chaco

Advertisement
Compartir