El Pacto Fiscal apura decisiones del Ejecutivo provincial ‘para preparar el ajuste’

Según el diario El Cronista, el Chaco es una de las provincias calificada - por la Casa Rosada - como "los sospechosos de siempre", junto a Entre Ríos, Salta, Chubut y Río Negro, en referencia a que son los distritos que presentan mayores complicaciones desde el punto de vista de sus cuentas públicas.

Casa de Gobierno del Chaco.

Precisamente, el Gobierno chaqueño es una las administraciones provinciales que enviaron sus consultas al Palacio de Hacienda, en el marco de lo establecido en el Pacto Fiscal, donde “Nación dará asistencia para anticipar jubilaciones, retiros y planes de reinserción laboral. A lo que se suma al congelamiento de los salarios”.
Y también el artículo señala que, todo esto, es porque “las provincias piden fondos de Nación para preparar el ajuste de sus plantas estatales”.

Advertisement

¿Cómo será en el caso del Chaco?
En medio de las turbulencias económicas y financieras que ponen al Ejecutivo Nacional y al Banco Central en el foco de las miradas sobre lo que podría ocurrir esta semana, se abre el interrogante de qué medidas deberá adoptar la gestión de Domingo Peppo en el curso de este verano. Hasta ahora, no hubo novedades.

Es que el Consenso Fiscal o, como se lo conoce popularmente, Pacto Fiscal, ya entregó los primeros pesos. Aunque los focos están puestos en los fondos que se girarán a las provincias, en especial a Buenos Aires, el acuerdo tiene otros puntos que lentamente empiezan a tomar preponderancia y están relacionados con el ajuste de personal del Estado.

En medio del redimensionamiento de personal que encara la administración central, y mientras se espera que se realice el varias veces anunciado “ajuste político” del 20% de los cargos que Cambiemos infló de la estructura estatal desde que llegó a la Casa Rosada, las provincias comenzaron las rondas de consultas para hacer cumplir el punto que establece que el Gobierno se compromete a financiar el achique.

Bajo el título de “Programas de Retiro” el punto “O” del documento firmado por todos los distritos, salvo San Luis, establece que el Estado nacional se compromete a “Financiar, con líneas de crédito especiales, programas de retiro y/o jubilación anticipada para empleados públicos provinciales y municipales. Esos programas deberán cumplir con las pautas que establezca el Estado Nacional, las que incluirán capacitaciones e incentivos para la reinserción laboral”.

Fuentes oficiales de Casa Rosada confiaron que, aunque todavía no se implementó ninguna línea especial, y que no se financian los ajustes sino los retiros y los programas, “ya hay provincias consultando sobre cómo se realizaría”.

Impuestos y objetivos
El matutino porteño, además, señala que la caída de impuestos, como por ejemplo la rebaja que acordaron de Ingresos Brutos, complica aún más el futuro de las cuentas públicas de varios distritos.

Si a eso se le suma que, aunque no sufrieron pérdidas de recursos vía coparticipación y eso fondos aumentaron, en promedio y en términos reales, un 10%, los fondos del Fondo Federal Solidario se desplomó, también en términos reales, y cayeron 25% en promedio.

En este contexto un informe del Instituto de Estudios sobre la Realidad Argentina y Latinoamericana (IERAL) establece que, de haberse puesto en marcha el Consenso Fiscal en 2017, ninguna provincia podría haberlo cumplido.

 

Advertisement
VIAcronista.com
Compartir