ATE denuncia vaciamiento en el SENASA y advierte que no hay controles fitosanitarios en la frontera con Paraguay

En Chaco, la movilización se concentró en la vereda del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (SENASA) donde recientemente se notificaron 138 despidos arbitrarios e ilegales, entre ellos 16 correspondientes a la regional Chaco – Formosa, algunos trabajadores con hasta 15 años de antigüedad en el puesto.

Foto: archivo

“De esta manera, con estos nuevos despidos que responden a la política del gobierno nacional de ajuste y achicamiento del Estado, se desfinancian y desfuncionalizan áreas esenciales como el SENASA a través del cual se garantiza la salud alimentaria de los argentinos”, señalaron.

Advertisement

Chaco tenía cuatro barreras sanitarias para controlar todo el alimento, lo que entra y sale de la provincia, mientras que hoy sólo queda el del puente interprovincial General Belgrano.

Además se prevén cerrar oficinas del interior, que en el Chaco son unas 30 con alrededor de 5 trabajadores para cada una.  “Es muy grave lo que están haciendo, están poniendo en riesgo la salud alimentaria y la soberanía agroalimentaria del país, por ejemplo, todo lo que entra por la frontera de Paraguay no está siendo controlado”, explicó el referente de ATE SENASA, Luis Alberto Meza.

El sindicato advierte que los trabajadores despedidos cumplían funciones claves para garantizar la salud alimentaria de todos los argentinos para lo cual fueron capacitados durante años. “Están vaciando a la institución y dejándola sin funciones que son fundamentales para garantizar la seguridad alimentaria de los argentinos, por eso el mensaje es también hacia toda la ciudadanía, que sepan que están poniendo en riesgo su salud y la de sus familias”, concluyó Meza.

De la movilización de esta mañana participaron también la CCC y el CPR, así como trabajadores y delegados de otros organismos de los estados nacional, provincial y municipales. Desde la organización Pueblos Originarios en Lucha y desde el sector de Gestión Indígena de ATE (Ministerio de Educación) expresaron además de la solidaridad hacia los trabajadores de SENASA, el repudio por los hechos ocurridos recientemente en Ingeniero Juárez, Formosa, donde la policía provincial reprimió brutalmente a niños del pueblo Wichi.

Advertisement
Compartir