La falta de agua comenzó a impactar en las poblaciones del Sudoeste

Largas colas se ven, en las oficinas de la empresa SAMEEP en Villa Angela, para poder conseguir un poco de agua, dado que por la red domiciliaria en algunos sectores de esa ciudad desde hace tiempo que no llega el líquido elemento. La sequía comienza a provocar sus efectos.

Reservorio de SAMEEP en Villa Angela. (Foto: Gentileza Raúl Ruiz)

El portal gentedepueblo.com, señala que, con vales, muchas familias retiran el agua y con un transporte de la empresa, o en casa de ser urgente con un transporte rentado, se retira una carga de 1.000 litros para poder tener algo de alivio.

Advertisement

Las redes sociales, los programas de radio y los portales, son los lugares donde la gente se expresa molesta por la falta de agua. Esto se debe a la crisis en la provisión de agua a través de las redes domiciliarias que en estos momentos de se procuden en Villa Angela.

Precisamente, ante la sequía reinante, se ha sumado que el reservorio de la ciudad quedó fuera de circulación, y también – en los últimos días – se registraron problemas en el bombeo desde Barranqueras hacia Sáenz Peña, por lo que son varios de los factores que dieron lugar a este inconveniente.

De igual manera desde la empresa SAMEEP, se ha dispuesto personal para que pueda atender la demanda del público, y se gestionan los transportes de agua a cada domicilio.

A aquellas personas que tienen su boleta al día, se le entrega de forma inmediata un vale para que pueda retirar agua sin costo alguno, y se les lleva con un camión de la empresa. Pero, en caso de que el pedido sea urgente y teniendo en cuenta la gran demanda que hay, es que varios vecinos piden un transporte particular para que lleve la carga de agua a su domicilio.

A todo esto el Servicio Meteorológico Nacional viene indicando lluvias de consideración desde hace varias semanas, pero hasta el momento ninguno de estos pronósticos se cumplieron y – ante la falta de precipitaciones abundantes – sigue inhabilitado el reservorio local villangelense.

Advertisement
Compartir