Renunció el director de la TV Pública ‘por no querer echar empleados’

Horacio Levin presentó su renuncia de forma imprevista y pese a haber encabezado rodajes importantes. Además de recibir directivas de achique de personal, el canal tendría problemas de presupuesto. De hecho, no está en los planes transmitir los festivales de verano como Cosquín o Jesús María.

Horacio Levin.

Según informó el sitio Teleshow, renunció el director ejecutivo de la TV Pública, Horacio Levin, debido a que “no quería poner en marcha un ajuste en el canal”. Junto al directivo se irá todo el gabinete de trabajo que lo acompañaba.

Advertisement

Levin había asumido su cargo en febrero de 2016, dos meses después de que Mauricio Macri asumiera como presidente de la Nación.

Por otra parte, el diario La Nacion señaló que Levin renunció a su cargo esta semana. Él mismo se reunió con gerentes y miembros de los sindicatos para comunicarles su decisión: desde el lunes 1º de enero dejará su lugar en el canal.

Una fuente cercana a la dirección, dice el sitio del matutino porteño, explico que el funcionario, “sintió que dos años eran suficientes para una gestión y decidió dar un paso al costado. No hubo conflictos, sólo una determinación privada, ajena a temas del canal”.

Conocido por ser el productor de varios éxitos como Sorpresa y media, Agrandadytos y Expedición Robinson, Levin llegó al puesto con la bendición del titular del Sistema Federal de Medios, Hernán Lombardi, quien aseguró que con su vasta experiencia prestigiaría a la TV Pública y lograría “el pluralismo de opiniones como un valor permanente”.

Durante su gestión, Levin consiguió levantar el perfil de la programación y, también, se alzó con algunos premios. Las miniseries Cuéntame cómo pasó y El marginal son dos ejemplos. Sin embargo, su partida antes de tiempo, hace pensar que se habría encontrado con algunos problemas para seguir desarrollando su plan y sus objetivos.

Según pudo saber ese medio, el canal tendría problemas de presupuesto. De hecho, no está en los planes transmitir los festivales de verano como Cosquín o Jesús María, no están todavía resueltos los contratos artísticos para 2018 y se habla de una reducción masiva de personal. Estas cuestiones habrían provocado un malestar en la Gerencia Artística que terminó con la renuncia precipitada de Levin.

 

Advertisement