Ratifican que se debe archivar el juicio político contra la jueza María Lucas

Así lo resolvió la Sala I de la Cámara de Apelaciones en lo Civil y Comercial. Confirmó el fallo de primera instancia pero con otro argumento: dijo que hubo “cosa juzgada”.

Dra. María Luisa Lucas.

“Non bis in idem” es una expresión latina que se utiliza en Derecho, fundamentalmente el Derecho Penal, para graficar la garantía de que una persona no puede ser juzgada dos veces por el mismo delito, o lo que es lo mismo: el principio de “cosa juzgada”. Ese fue el argumento que eligió la Cámara Primera de Apelaciones en lo Civil y Comercial, coincidiendo con lo planteado por la defensa de la jueza María Luisa Lucas, para confirmar el amparo que había frenado el juicio político contra la ministra del Superior Tribunal de Justicia. Las camaristas María Ester Ibarra Anadón de Lago y Wilma Sara Martínez ratificaron así el fallo de primera instancia del juez Fernando Lavenás y ordenaron el archivo del jury contra la jueza por haber firmado la polémica resolución que derivó en un millonario juicio que debió afrontar el Estado chaqueño por la denominada “ley de enganche”.

Advertisement

“Entendemos que ha habido arbitrariedad manifiesta en la actuación de la Sala Acusadora de la Cámara de Diputados al decidir el diferimiento de la excepción de cosa juzgada en el expediente Nº 485/16 y su acumulado expediente Nº 523/16, la que debió declararse sin más dando por terminada con ello la investigación, por resultar ostensible la existencia de identidad con relación a los hechos denunciados como causales de juicio político, los que fueron objeto de decisión anterior por el Órgano Legislativo constitucionalmente facultado para así decidirlo”, señalaron las camaristas en el fallo dado a conocer este jueves, al que tuvo acceso CHACO DIA POR DIA.COM.

Entre los fundamentos, las camaristas aclaran que “(…) aún cuando el fallo de primera instancia adopta la fórmula de hacer lugar “parcialmente” a la demanda porque para así decidir desecha los argumentos de la amparista vinculados a la existencia de cosa juzgada y se funda en la caducidad del proceso por vencimiento del plazo para dictaminar, en definitiva ello implica el acogimiento favorable de la pretensión de la demanda”.

 

Advertisement
Compartir