“Soy un prisionero político”: la columna de Héctor Timerman en The New York Times

El ex canciller, con prisión domiciliaria por orden del juez Bonadio, advirtió que se siente "condenado a muerte".

Héctor Timerman, excanciller argentino.

“Escribo estas líneas desde mi casa, donde los tribunales me han confinado desde hace más de una semana. Soy un prisionero político. Un juez argentino me acusó de traición y de encubrir a funcionarios iraníes acusados de ser el cerebro del ataque terrorista de 1994 contra la Asociación Mutual Israelita Argentina, o AMIA , el principal centro judío de Buenos Aires , en el que murieron 85 personas y 300 resultaron heridas. Veintitrés años después del ataque, nadie ha sido condenado”.

Advertisement

Así arranca Héctor Timerman su su columna publicada hoy por el diario The New York Times, con la que busca dar a conocer en todo el mundo su postura ante el procesamiento que pesa sobre él. El ex canciller del kirchnerismo fue procesado en la causa que investiga el presunto encubrimiento de ciudadanos iraníes involucrados en el atentado a la AMIA y recibió prisión preventiva en arresto domiciliario por su delicado estado de salud.

Para defenderse, el ex canciller apunta contra el juez Claudio Bonadio y asegura que “la investigación sobre el ataque fue tan defectuosa y corrupta que en 2004 todo el juicio fue anulado y el juez, puesto bajo investigación”. “Bonadio, que ahora me acusa de traición, dirigió la investigación sobre ese encubrimiento, pero fue destituido en 2005, acusado de parcialidad y colusión para proteger a quienes frustraron la investigación inicial”, agrega.

 

Advertisement
FuenteLa Nación
Compartir