Fuerte cruce entre Peppo y Capitanich por Reforma Previsional, el empleo público y la “herencia”

La aprobación de la Reforma Previsional generó un fuerte cruce entre el gobernador y el intendente de Resistencia que terminó en un pase de factura del actual primer mandatario hacia su antecesor por la gran cantidad de empleados públicos que ingresaron al Estado durante su gestión. Además, apuntó al déficit de las empresas estatales que recibió de la gestión anterior.

Domingo Peppo y Jorge Capitanich.

La Reforma Previsional generó una grieta entre dos pesos pesados del peronismo chaqueño. Por un lado, el gobernador, Domingo Peppo, y por el otro, el intendente de Resistencia, Jorge Capitanich.

Advertisement

El primero defendió la necesidad de aprobar la Reforma al señalar que es un paso indispensable para el envío de fondos frescos de Nación para la provincia, que harían frente al déficit del InSSSeP y brindarían las condiciones de “gobernabiliad” para la provincia. Mientras que Capitanich pidió expresamente a los diptuados del Frente Chaco Merece Más que voten en contra al argumentar que esta ley iba en detrimento de los más vulnerables.

El martes, tras ser aprobada en la Cámara de Diputados de la Nación, volvieron los cruces entre ambos. “¡No al ajuste! ¡No a la reforma previsional! Lamentablemente 5 de 7 diputados nacionales chaqueños votaron por el ajuste”, se expresó Capitanich en twitter. “La dignidad no se negocia y el hambre no se tolera”, disparó.

Del otro lado, Peppo respaldó la aprobación de la norma y aprovechó para cargar duramente contra la gestión de su antecesor y de la “pesada herencia”. “Hay que hacerse responsable y mirar para atrás, porque es muy fácil mirar para adelante. Cuando asumí la gobernación recibí una provincia donde  no tenía ni para pagar el aguinaldo a los empleados públicos”, dijo Peppo en declaraciones a los medios.

Además, acusó a Capitanich de agrandar de manera exponencial el plantel de la administración pública. “Los gobernadores que me precedieron en los últimos 12 años (en referencia a Capitanich y Roy Nikisch) han ingresado más de 35 mil personas al Estado Provincial y eso marca la realidad que tenemos hoy, a la que tenemos que gestionar, dar respuestas y soluciones todos los meses además de la demanda social de la que también nos hicimos cargo y estamos trabajando en cada uno de los sectores”, afirmó.

Fue más allá y también apuntó hacia el déficit de las empresas del Estado y de la caja previsional. “El objetivo es lograr un equilibrio fiscal y una salida a una dependencia que no es responsabilidad mía porque me hice cargo de una provincia donde los recursos son el 100% asignados a gastos tanto de pagos de sueldos, como a los jubilados con un déficit de 2 mil millones de pesos en la Caja Previsional, con un déficit en la empresa SECHEEP, con un déficit en la empresa SAMEEP, con un cúmulo de deudas y con 77 mil empleados”.

La respuesta

La polémica no quedó ahí. Este miércoles Capitanich le respondió en declaraciones a La Radio al señalar que el ingreso de personal en el Estado está justificado, e hizo hincapié en el sector de la Educación, principalmente con los interinatos que luego se titularizan.

Además, explicó que en su gestión tanto en Sameep como Secheep se hicieron fuertes inversiones en infraestructura que expandieron el servicio y por lo tanto su recaudación. “En mi gestión estas empresas se capitalizaron como nunca antes en la historia”, sostuvo.

“El sistema de agua potable estaba fundido en 2007. Es cierto que la empresa es deficitaria y que necesita mejorar su perfomance de administración, pero también es cierto que el mismo equipo continuó durante estos dos años. Hay que contar toda la película”, dijo.

“No quiero entrar en polémicas con el gobernador. Yo respeto su decisión pero no la comparto. Lo expongo con respeto. No es para que implique de mi lado agresión de ninguna naturaleza. Soy una persona que mantengo mi posición y a mí me tienen que respetar porque yo soy una persona respetuosa con los que no piensan como yo”, afirmó.

“Yo no tengo ninguna cuestión (con Peppo). Yo planteo posiciones públicas. No hay rupturas porque es unt ema de franquesas en la relación institucional y política. Lo único que yo quiero dejar en claro es que nosotros no vamos a convalidar ningún ajuste de carácter social que vaya en detrimento del pueblo argentino y chaqueño”, sentenció.

Por último, en un documento enviado a los medios, dejó en claro que “gracias a la ‘herencia recibida’ la actual gestión del gobernador Domingo Peppo puede tomar deuda por casi 13000 millones de pesos –más del doble que el stock heredado- considerando el pago de judiciales (no es responsabilidad de Peppo porque es un juicio de 23 años), financiamiento de obras (1500 millones de pesos), cobertura de déficit fiscal 2016 (4900 millones de pesos) y previsión para el déficit fiscal del ejercicio 2017”.

 

Advertisement
Compartir