De ‘apuro’ la Nación adjudicará de manera ‘precaria’ la línea vacante del Chaco-Corrientes

La Subsecretaría del Transporte Automotor, del Ministerio de Transporte de la Nación, ante la inminente necesidad de aplicación de la Tarjeta SUBE - y cuando a 8 meses aun no resolvió la licitación y adjudicación de dos líneas para el servicio - decidió dar un nuevo giro a un procedimiento que apunta a convertirse en una maniobra de ribetes sospechosos.

En los últimos días, el organismo nacional – que hasta ahora solo mostro falencias en un acto licitatorio realizado en marzo pasado que tuvo irregularidades y marcadas denuncias de asociaciones de usuarios – decidió ‘acortar los tiempos’.

Advertisement

Y no tuvo mejor idea que publicar el 29 de noviembre, como de apuro, la Resolución Nº129, para que los operadores de transporte automotor de pasajeros – interesados en brindar el servicio entre Chaco y Corrientes – puedan solicitar “una autorización precaria para la prestación del servicio”, el que se encuentra fuera de toda norma regulatoria por la caducidad de la concesión.

La ‘urgencia’ SUBE
Pero, además y en medio de todo esto, está el compromiso de las autoridades de la cartera de Guillermo Dietrich para que, precisamente, Ia Nación y las provincias de Chaco y Corrientes definitivamente avancen en las gestiones para Ia implementación del Sistema Único de Boleto Electrónico (SUBE).

Esta modalidad, recordemos, permitirá complementar Ia forma de pago de las líneas urbanas y las interurbanas, de ambas capitales, y que los usuarios accedan a los beneficios que trae el sistema, como Ia tarifa social. Implementación que viene siendo anunciada, con bombos y platillos, desde los gobiernos provinciales y municipales de Chaco y Corrientes.

Y nada de esto, podrá ser cierto, si el servicio sigue en manos de las actuales empresas – ATACO y TICSA (que tendría respaldo de Ersa) – que, por otra parte, recibieron una lapidaria auditoria de la Comisión Nacional de Regulación del Transporte (CNRT) según reza el informe del pasado 4 de diciembre firmado por Pedro Eugenio Braillard Poccard, Delegado Regional Corrientes.

De allí, la premura de establecer una ‘adjudicación precaria’ para eludir un proceso licitatorio empantanado en las inconsistencias generadas durante el mismo proceso licitatorio de 8 meses atrás; pero que, además, frenaría la llegada de la tarjeta SUBE a este servicio.

Tres empresas
En este procedimiento ‘exprés’ a cargo de la Subsecretaría del Transporte Automotor del Ministerio de Transporte de la Nación, se efectuaron ofertas presentadas por las empresas Puerto Tirol SRL, Santa Ana y Ersa; las que ahora buscan quedarse con Ia autorización ‘precaria’ de Ia Línea Nº 904, que explota el servicio interprovincial de colectivos entre Chaco y Corrientes.

Vale señalar que solo Puerto Tirol SRL se había presentado en la licitación de marzo pasado reuniendo todas las condiciones; y ATACO Norte fue preadjudicada posteriormente, pero tampoco el proceso se completó con la misma.

Por otra parte, los tramites y análisis de las recientes ofertas se llevan adelante a través de la Secretaria de Gestión de Transporte a cargo de Héctor Krantzer, y de la Subsecretaria de Transporte Automotor, a cargo de Luis Molouny.

El prestador, con todas las obligaciones
La reciente Resolución sobre el nuevo servicio a autorizarse, establece en su artículo 5, que “las autorizaciones precarias conferidas bajo los lineamientos establecidos no generaran derecho ni precedente invocable alguno, pudiendo ser revocadas en cualquier momento”; que el artículo 6º estipula que “la duración de Ia autorización precaria otorgada, estará supeditada a la finalización del proceso de convocatoria a concurso o licitación pública”.

En tanto, el edicto de convocatoria a la compulsa, aclara que la autorización otorgada a través de este mecanismo, reviste el carácter de “precaria y provisoria”; y en tal sentido, el operador seleccionado “no podrá continuar en Ia prestación del servicio una vez notificado de ello por parte de Ia autoridad de aplicación”.

Y tampoco, “tendrá derecho a exigir ni a reclamar reparación o indemnización alguna por los gastos e inversiones que deba realizar para la correcta prestación de los servicios”.

La convocatoria prescribe Ia prestación de tres servicios comunes básicos: el Recorrido A (por Barranqueras), que une la estación terminal de Ómnibus de Resistencia con el Campus de Ia UNNE de Corrientes; el recorrido B (por avenida Sarmiento), que va del Campus de Ia UNNE en Resistencia al puerto de Corrientes; y el recorrido C (por Barranqueras), que va del Campus de la UNNE de Resistencia al puerto de Corrientes.

Las frecuencias y tarifas quedaran determinadas per los organismos competentes a tales fines; y, en cuanto al parque automotor exigido es de 13 nuevas unidades como máximo y 10 como mínimo, que deberán cumplir con el servicio las 24 horas”.

Advertisement
VIADiario Norte/Propia
Compartir