Caso Cindric: alertan por creciente “legitimación” de crímenes cometidos por policías y penitenciarios

El Comité Provincial de Prevención de la Tortura expresó preocupación por el reciente fallo de la Sala Penal del STJ que decidió modificar la calificación del delito de "tortura seguida de muerte" por el cual un grupo de policías fue condenado por golpear hasta matar al joven Víctor Cindric en la Comisaría de Tres Isletas, tal como lo informó ayer como primicia CHACO DIA POR DIA.COM.

Caso Cindric: alertan por creciente “legitimación” de crímenes cometidos por policías y penitenciarios

Compartimos el documento con la postura del Comité Provincial de Prevención de la Tortura:

Advertisement

LA TORTURA SE HIZO INVISIBLE EN EL CHACO

Los integrantes de la Sala Segunda en lo Criminal y Correccional del Superior Tribunal de Justicia, la Dra. Emilia María Valle y el Dr. Rolando Ignacio Toledo, resolvieron calificaciones penales menos gravosas a los seis policías condenados por la brutal agresión contra el joven Víctor Hugo Cíndric, que derivó en su muerte el 17 de septiembre de 2014 en la Comisaría de Tres Isletas, según la resolución de la sentencia Nº 230 dictada el 14 de diciembre pasado.

Esto significa que los perpetradores quedaron a un paso de ser liberados para cuando un nuevo Tribunal determine la pena conforme a la calificación legal más benévola.

Para el Comité de Prevención de la Tortura, Otros Tratos y Penas Crueles, Inhumanos y/o Degradantes (C.P.T.Ch) este improcedente encuadre legal incumple con el mandato internacional de calificar y sancionar adecuadamente el crimen de tortura, dejando entrever maniobras políticas por sobre el Derecho, permitiendo impunidad para unos pocos y vulnerabilidad para muchos.

Considerando estas decisiones, en conjunto con otras provenientes de otros sectores del Estado, observamos con preocupación la creciente legitimación de crímenes aberrantes llevados a cabo por funcionarios policiales y penitenciarios, mientras crece el contexto represivo hacia los sectores marginados por el propio Estado.

Para quienes declamamos que el Derecho es neutral, estas situaciones nos recuerdan que no todos somos iguales ante la Ley.

Advertisement
Compartir