El centro porteño se convirtió en zona de guerra por marcha contra la reforma previsional

Manifestantes y efectivos policiales chocaron a metros del Congreso y luego de enfrentaron en la 9 de Julio en el marco de la movilización contra el proyecto del Gobierno. Se reportaron más de 80 heridos y unos 64 detenidos. Los dantescos disturbios duraron más de siete horas sitiando la zona.

Caos. Se reportaron más de 80 heridos y unos 64 detenidoS.

El centro porteño se convirtió este lunes en un campo de batalla luego que un grupo de violentos chocaron con efectivos policiales durante la marcha contra la reforma previsional.

Advertisement

Los serios incidentes dejaron un saldo de decenas de heridos, – el SAME reportó más de 81 atendidos – y más de 64 detenidos. Entre las personas que sufrieron lesiones se encuentran varios periodistas, entre ellos, un fotógrafo del diario Ámbito Financiero y un productor del canal de noticias C5N.

Las revueltas durante la manifestación en contra del proyecto de ley comenzaron a metros del Palacio Legislativo y luego se trasladaron hacia la avenida 9 de Julio donde también hubo enfrentamientos registrándose detenciones.

Los enfrentamientos se desataron a partir de las 13.30, cuando un grupo de jóvenes se desprendió de las columnas de partidos de izquierda en avenida Rivadavia casi esquina Rodríguez Peña, comenzó a arrojar piedras y botellazos contra la Guardia de Infantería, que repelió el ataque, inicialmente con bombas de humo.

Los jóvenes lograron derribar el vallado de esa esquina, y además utilizaron bombas de estruendo y gomeras que disparaban una lluvia de piedras contra los policías. A partir de allí, la Guardia de Infantería comenzó a avanzar para hacer retroceder a los jóvenes, muchos de ellos con las caras tapadas. Una particularidad, que no se vio en anteriores manifestaciones, es que varios llevaban máscaras de gas.

Una vez que las manifestantes se retiraron de la plaza, los incidentes se replicaron en la intersección de 9 de Julio y Avenida de Mayo: la Policía actuó con camiones hidrantes, disparó balas de goma y arrojó gases, aunque a raíz de la dispersión de los manifestantes por el microcentro la mayor parte de los enfrentamientos fue “mano a mano”.

Además, la Policía disparó balas de goma en los alrededores y efectivos ingresaron a una estación del Subte de la Línea A y arrojaron gas lacrimógeno, por lo que el servicio se interrumpió para la evacuación de los pasajeros, que no participaban de la protesta.

Advertisement
Compartir