ARA San Juan: “Sigan la búsqueda”, rogaron los familiares de los tripulantes a un mes de su desaparición

A un mes de su desaparición, los familiares de los 44 tripulantes del submarino ARA San Juan pidieron este viernes al presidente, Mauricio Macri que mantenga la búsqueda de la nave en el Atlántico Sur.

Familiares de tripulantes y un reclamo que no cesa.

“Le pedimos al presidente Macri que siga la búsqueda y se utilicen todos los recursos” para hallar al submarino, dijo a la prensa Marcela Moyano, esposa del suboficial Hernán Rodríguez, antes de comenzar una caminata junto a otros parientes de los marinos desde la Base Naval de Mar del Plata hacia la Catedral de la ciudad balnearia.

Advertisement

 

Las familias de los tripulantes aseguraron que desde el 15 de noviembre, cuando el submarino realizó su última comunicación mientras cumplía su recorrido por el Atlántico Sur, viven una “situación terrible” en la que se mezclan los sentimientos de  “esperanza” por hallarlos con vida y “dolor” ante la tragedia.

Isabel Polo, hermana del cabo principal de la Armada Daniel Polo, criticó que un representante de la fuerza militar se acercara a los familiares para sugerirles que comiencen a tramitar el cobro del seguro de vida de los tripulantes

“Quieren declarar el presunto fallecimiento (de los marinos) pero nosotros no queremos, porque eso sería el fin de la búsqueda”, agregó Polo en declaraciones al canal Todo Noticias.

El 1° de diciembre último, dos semanas después su último contacto, el Gobierno argentino puso fin a la búsqueda de sobrevivientes del submarino por considerar que no había esperanzas de encontrarlos con vida. Cuatro días después, el ministro de Defensa, Oscar Aguadreconoció la muerte de los 44.

En su última comunicación, realizada hace un mes, el submarino reportó que había ingresado agua de mar por el sistema de ventilación y que había generado un cortocircuito y un principio de incendio en el área de las placas de batería en la proa.

El comandante precisó luego que la avería había sido subsanada y continuaba en viaje desde la austral ciudad de Ushuaia rumbo a su apostadero en la Base Naval Mar del Plata.

Tres horas más tarde, los sensores hidroacústicos captaron una señal de un “evento violento consistente con una explosión” en un punto muy cercano a la última posición obtenida del submarino, a unos 430 kilómetros al este de las costas patagónicas argentinas y 1.300 kilómetros al sur de Buenos Aires.

 

 

Advertisement
Compartir