Gobierno da a Moyano lo que le niega al ex Grupo Indalo

En una medida para favorecer a la empresa postal OCA, el Juzgado N°10 Civil y Comercial de Lomas de Zamora aceptó la reapertura del concurso de acreedores y a su vez ordenó suspender las medidas cautelares que le había trabado la AFIP.

OCA y sus servicios postales.

Con esta acción la empresa, que tiene vínculos con los Moyano, obtiene la posibilidad de renegociar su deuda con el ente recaudador y además, en otro guiño, la ENACOM le extendió a un mes el plazo para presentar la renovación de contrato.

Advertisement

La mecánica es simple con este fallo, el correo privado puede renegociar su deuda que al momento ronda los $ 3.400 millones y así evitar el despido de 700 empleados afiliados a camioneros. Según trascendió el ente que dirige Alberto Abad le dio tiempo hasta el 6 de enero para presentar un plan de pagos.

Es que la empresa necesita una certificado de “libre deuda” para poder renovar la licencia como proveedor postal y no cerrar sus puertas. El plazo para ese trámite vencía a fin de mes, ante este nuevo contexto y con la buena voluntad de la ENACOM, el plazo se extendió a un mes.

Aunque en público el presidente Mauricio Macri reclama que los empresarios paguen los impuestos, en privado da vía libre que se produzca una renegociación de deuda que parecía trabada y con la ayuda del ente que maneja Miguel de Godoy los favorece con tiempo para llegar a renovar la licencia.

Distinto es el caso del ex Grupo Indalo que pese a la voluntad de pago de la nueva administración no consigue que la Justicia y la AFIP acepten la sesión de acciones para normalizar financieramente al Grupo. El plan estratégico presentado busca garantizar la fuente de trabajo de los más de 4.000 colaboradores directos y 11.000 indirectos, y regularizar y cancelar las obligaciones fiscales y previsionales.

 

Advertisement
Compartir