Espantoso: asesinan a un anciano para robarle e incendian su casa

Un jubilado fue asesinado a sangre fría en la mañana de este sábado durante un robo en su domicilio de avenida Lavalle 1745 de Resistencia, cuando al menos dos sujetos se llevaron varios elementos del inmueble y para borrar las huellas prendieron fuego la casa. Los posibles autores, que fueron detenidos, eran vecinos de la víctima.

La vivienda de avenida Lavalle al 1745.

Diario Norte señala que el horror se vivió este sábado por la mañana en jurisdicción de la comisaría Décima, desde las 10.45, cuando se descubrió macabro hallazgo. Carlos Alberto Aguirre de 79 años fue asesinado durante un robo en su vivienda de dos pisos.

Los delincuentes pretendieron no dejar rastros y huellas incendiando el inmueble pero fueron vistos por vecinos que alertaron del hecho al sistema de emergencias 911.
Aguirre era jubilado y tenía una discapacidad y su cuerpo fue hallado en una de las habitaciones. Los sospechosos fueron atrapados y vivían a tres casas del domicilio de la víctima.

El fiscal en turno Nº14, Francisco Asís De Obaldía Eyseric confirmó que aguardaba un informe preliminar de la autopsia del Instituto de Medicina y Ciencias Forenses (Imcif). Además, precisó que “los posibles autores están aprehendidos”, aunque el fiscal no pudo confirmar si cuentan con antecedentes penales.

Los detenidos son Julio César Céspedes de 31 años y Daniel Oscar Gómez de 39, quienes quedaron alojados en la seccional Décima, acusados de “homicidio e incendio en ocasión de robo en concurso real”. A ambos se les hizo la prueba de rodisonato de sodio y dermotest (en manos y prendas) para constatar la presencia de pólvora.

Trascendió que Aguirre tenía un impacto de bala a la altura de la sien, y al lado de su cuerpo, dos vainas que serían de calibre. 32 o 38, lo que tendrá que ser establecido por las pericias balísticas.

Lo sustraído
En la casa donde se detuvo a los presuntos criminales, se halló un televisor de 42 pulgadas y un alhajero. Además dos cajas de herramientas varias, una linterna, una máquina de cortar cabello, un bastón de madera, pertenencias reconocidas por los hijos del anciano asesinado.

Si bien para el fiscal De Obaldía Eyseric – no está descartada ninguna hipótesis – cree que el incendio fue intencional de parte de los criminales para que las pesquisas no conduzcan a ellos. La prueba que comprometería a Céspedes y Gómez, es un bidón de 20 litros conteniendo un poco de combustible.

¿Por qué lo mataron?
Aguirre pudo haber sido asesinado porque probablemente contaron con un entregador. Tenían la información que en la casa del anciano había una caja fuerte y tal vez el hombre se negó a abrirla. Pese a que se cree que pudo haber sido golpeado, al no lograrlo, los sujetos terminaron pegándole un tiro en la sien.

La apertura de esa caja se realizó una vez que llegaron al lugar los investigadores, peritos y el ayudante del fiscal De Obaldía Eyseric. En la caja fuerte se halló poco más de 68 mil pesos, también alhajas, joyas y tres cuchillos de distintos tamaños.

 

VIA Diario Norte
Compartir