Supuesta estafa inmobiliaria: se conoce parte de la declaración del ‘arrepentido’ Pablo García

Pablo García fue uno de los detenidos en el marco de la investigación de una cadena de estafas inmobiliarias en la que comenzó a trabajar hace más de un año, Liliana Lupi, Fiscal de Investigación Nº1 de Sáenz Peña, el detenido dio detalles de las operaciones pergueñadas con su colega Michlig y el juez Juárez.

Pablo García. (Foto de archivo)

En esta causa, también fue arrestado y alojado en el mismo Complejo Penitenciario que García el titular del prestigioso estudio termal, Juan Manuel Michlig. Asimismo, como consecuencia de esa investigación, fue suspendido y sometido a juicio político el ex juez Civil y Comercial Nº1 de esa localidad, Pedro Juárez.

Advertisement

En contacto con Radio La Red, uno de los abogados querellantes de una de las víctimas, Carlos De Césare, recordó que “son entre 8 y 9 estafas las que se están investigando con diferentes modalidades. Con alteración de documentos y adulteración de documentos públicos, incluidos dentro de una asociación ilícita. Es un tema complejo que hizo bastante ruido estos días y creo que se va a empezar a aclarar”.

Es que antes del asueto judicial, el jueves a última hora la Fiscalía dispuso, con autorización de la parte interesada, que se ponga en conocimiento lo que fue la declaración de Pablo García en su calidad de ‘arrepentido’.

Cabe señalar que la declaración de éste se mantenía en secreto hasta que no se corroborara que los dichos sean objetivamente ciertos y no frustrar medidas procesales en función de los mismos.

“Es por eso que se la mantuvo en una especie de hermetismo, pero en las últimas horas fueron dadas a conocer a la partes y pude leer la declaración de Pablo García. que es contundente en sus dichos”, dijo De Césare.

Lo que declaró García
Al referirse a las declaraciones del ‘arrepentido’, el abogado indicóque lo más relevante es lo relacionado al juez Juárez y de qué manera manejaban estas cuestiones con el Dr. Juan Manuel Michlig.

Aclaró que no se desprende de la declaración de García la participación de terceras personas. “Es mentira que se involucraban a funcionarios municipales de diferentes ámbitos, por lo menos de la declaración de Pablo García no surge la participación de ninguno de ellos”, sostuvo.

“Juan Manuel falsificaba todas las firmas”, reveló García en un pasaje de su declaración, y reconoció que él también lo había hecho en alguna ocasión. Mientras en el Juzgado de Pedro Juárez, donde se materializaban esos desalojos, transferencias de propiedades y medidas autosatisfactivas, el proceder era “aceitado”.

“Todo el tiempo Juan Manuel se quejaba de Juárez, que era un barril sin fondo”, precisó García en sus declaraciones; quien además señaló que, en 2014, Michlig y el juez viajaron a la provincia de Córdoba, donde el abogado le compró una camioneta a Juárez. “Calculo que con eso lo calmo unos meses”, habría bromeado Michlig.

“Respecto de la forma de trabajar en el Juzgado Civil de Juárez, García dijo que cuando había un planteo, algo que era medio complejo, para que el juez tuviera fundamento al resolver, Michlig llevaba el caso o la causa a la casa de Juárez, le decía que lea el planteo, y si había que corregir algo que lo cambie o lo corrija. Y ahí Juárez le decía si estaba bien o mal para poder resolver a favor de Juan Manuel. Él me decía siempre que la tarifa mínima era $20.000, para cualquier tipo de juicio, para arrancar; con eso empezaba a aceitar el tema. Esa tarifa mínima significa que en todos los procesos que presentaba Juan Manuel en el juzgado de Juárez, éste le decía que ‘veinte sale’”, habría declarado García.

“Era Juan Manuel quien nos decía a Mauro y a mí que vayamos a Catastro, que veamos los datos catastrales; que vayamos a Economía a ver si tenían pagados los impuestos de mejoras, pavimento, y veíamos si estaba en regla o no. Y esos informes se los llevaba a Juan Manuel”.

“En relación a las causas, era Michlig quien llevaba adelante todo el trámite, quien dirigía y diagramaba todo, y me decía: ‘Andá para acá, llevá esto, firmá aquí’; él no exponía su matrícula, usaba de otros abogados pero él manejaba todo, todo el dinero. Yo trabajaba para él, no pagaba la luz, el agua, el alquiler de la oficina donde yo estaba; pero tenía que hacer todo eso a cambio. Juan Manuel era el que falsificaba la firmas de La Regina, Del Fabro, Medina; Mauro también a veces lo hacía, y yo lo hice un par de veces, pero no recuerdo de quién”, dice la declaración.

Dijo también que Juan Manuel Michlig y el ex juez Pedro Juárez se comunican a través de un tercero.
“Juárez le escribe a Conrado Díaz Colodrero por mensaje de Whatsapp, y éste le reenvíaba a Juan Manuel, no había una conexión directa. Juárez le pidió ahora a Juan Manuel $ 60.000 para pagarle a su abogado por el tema del jury; pero Juan Manuel no le dio porque le dijo que no tenía, que tenía que vender unas vacas. Pero como está inhibido no puede vender”.

Advertisement
VIAlarednoticias.info
Compartir