Organizaciones de la economía popular rechazan la reforma laboral

Los trabajadores y trabajadoras de la economía popular, organizados en la CTEP, Barrios de Pie, CCC, FNC (Federación Nacional Campesina) y MOEL (Movimiento Naciones y Pueblos Originarios en Lucha), expresaron "enérgico rechazo a las reformas laborales que pretende imponer el gobierno nacional, en un evidente perjuicio para los y las trabajadores/as".

Organizaciones de la economía popular rechazan la reforma laboral

Los trabajadores y trabajadoras de la economía popular, organizados en la CTEP, Barrios de Pie, CCC, FNC (Federación Nacional Campesina) y MOEL (Movimiento Naciones y Pueblos Originarios en Lucha), queremos expresar nuestro enérgico rechazo a las reformas laborales que pretende imponer el gobierno nacional, en un evidente perjuicio para los y las trabajadores/as.

Advertisement

Estamos convencidos de que el aumento de la jornada de trabajo, las pasantías flexibilizadoras sin salario, el blanqueo laboral a favor del empresariado, la eliminación del pago por horas extras, la exención de cargas indemnizatorias por despido y el aumento de la edad jubilatoria, entre otras reformas propuestas, no son más que el claro retroceso en materia de derechos para la clase trabajadora para beneficiar al sector empresarial -del que son parte quienes hoy gobiernan – intentando instalar la falsa dicotomía entre derechos laborales o inversiones para la creación de empleo.

Esta política de ajuste con reformas, recortes presupuestarios e inflación se viene profundizando sector por sector social, en la ciudad y el campo, afectando a los pequeños y medianos productores, a los trabajadores, las pymes y al conjunto del pueblo.

Ante esto, comunicamos a la sociedad que nos encontramos en estado de alerta y movilización y que continuaremos con el plan de lucha que comenzó el día de ayer en todo el país y que en nuestra ciudad se manifestó en una masiva marcha, porque creemos que a este brutal ajuste solo se lo para en la calle y con unidad Multisectorial de los trabajadores, formales e informales, los campesinos y originarios, los estudiantes, y todo el campo popular que será cada vez más afectado por esta política. Creemos que como provincia debemos expresar un claro rechazo a esta nefasta reforma impulsada desde el gobierno nacional que viene por conquistas históricas de los trabajadores, vienen por las cajas previsionales de las provincias y ante esto no debe haber titubeos para rechazar enérgicamente este avance que se quiere hacer sobre los derechos conquistados.

Convocamos a la unidad de todos los sectores, trabajadores, campesinos, pymes, estudiantiles, de derechos humanos etc., en un programa que enfrente el ajuste y la entrega, defendiendo los derechos de los trabajadores, las economías regionales, las pymes, el Federalismo y pararle la mano al gobierno nacional.

 

 

Advertisement
Compartir