Maciel: “Nuestros prestadores no son enemigos, pero sí el plus médico que es ilegal” 

En los estudios de CIUDAD TELEVISIÓN, el vocal activo del InSSSeP, Rubén Maciel habló sobre la campaña que impulsan junto a la Vocalía Pasiva y la Sindicatura, contra el cobro del plus médico. Planteó la urgencia de reformar la Ley "Antiplus", para aplicar sanciones severas a profesionales que apliquen el impuesto "ilegal" y también a las instituciones que los representan. Y pidió al Parlamento chaqueño abordar el proyecto de modificación antes de fin de año.

El vocal activo del Directorio del InSSSeP, Rubén Maciel, visitó los estudios de CIUDAD TELEVISIÓN, oportunidad en la que refirió a las acciones concretas que se ejecutan contra el cobro del plus médico, en el marco de una campaña vigente que tiene esa finalidad, pero también habló de la necesidad de reformar la ley 7058, sancionada en 2012, que prohíbe el cobro de dicho impuesto a afiliados.

“A partir de hacerme cargo de la Vocalía en 2015 iniciamos una campaña, una batalla, contra el plus médico que tienen más de 25 años de existencia. Desde esa fecha venimos haciendo reuniones, tanto en la Capital como en el interior de la provincia con dirigentes gremiales y afiliados en general para ir atender esta problemática que toca muy profundamente el bolsillo de todos los trabajadores y de nuestros afiliados”, contó el funcionario y comentó que es una tarea en la que también está involucrada la Vocalía Pasiva y los Síndicos del Directorio del organismo previsional.

“Los médicos, nuestros prestadores, no son nuestros enemigos, los queremos de aliados porque es la salud de nuestros afiliados, pero sí ese maldito plus médico que es ilegal porque hay una ley, la 7058, que se aprobó en 2012, que prohíbe el cobro de tal impuesto ilegal e inmoral”, cuestionó.

De manera puntual, informó que el Departamento Antiplus, con asiento en la sede central de la obra social estatal, realiza recorridos en sanatorios, centros médicos de la capital chaqueña y también del interior. “Pero hoy es una realidad que el plus médico se haya generalizado”, criticó sin soslayar la acciones que diariamente llevan adelante inspectores de la institución. Por lo que también consideró la posibilidad de que los alcances de la ley 7058 no sean suficientes para los objetivos que se persiguen.

Con el diagnóstico en mano y tras largo debate entre los sectores involucrados, la conclusión no es otra que modificar la legislación. En esa vía, presentaron un anteproyecto ante el jefe de la bancada justicialista, Hugo Ságer, y al diputado Ricardo Sánchez, “donde humildemente hemos plasmado lo que nos parece que hay que modificar para darle un freno definitivo al plus”. “Está terminando el año, estamos muy preocupados y nos parece que no tenemos que seguir mirando para otro lado porque es un problema profundo que ataca a nuestros trabajadores pasivos, a nuestros jubilados, a los activos, pero a la salud de la población. 250.000 personas se atienden con nuestra obra social. Estamos proponiendo que los diputados traten esta reforma para reformular esta 7058”, apeló.

De manera puntual, las reformas que plantea el proyecto ingresado por las partes involucradas, hacen a las sanciones para aquellos prestadores médicos que cobren plus a sus afiliados. “Creemos necesario sancionar más duramente a nuestros prestadores médicos”, afirmó Maciel y también consideró que deben sancionarse a las organizaciones e instituciones médicas que representan a quienes hoy cobran ese plus.
Las sanciones prevén descuentos progresivos tanto a prestadores como a las organizaciones.

Compartir