Falleció en Corrientes el periodista César María “Lolo” Espíndola

Fue periodista de los diarios correntino Época y El Litoral durante varios años, y sumó una trayectoria de más de cuatro décadas. Comprometido ciudadano y apasionado peronista, prestó sus servicios en la Secretaría de Comunicación Social del Chaco durante la gobernación de Florencio Tenev hasta 1990. "Lolo" será recordado - en ambas orillas - como un gran compañero.

César María “Lolo” Espíndola.

El periodismo de Corrientes y Chaco, y la militancia peronista de base amanecieron con una triste noticia: n la madrugada falleció César María Espíndola, el popular “Lolo”.

“Lolo” formó parte del primer plantel de periodistas del Diario época hace más de 40 años y era uno de los referentes del periodismo en Corrientes.

En 1973, cuando fue electo gobernador de Corrientes el justicialista Julio Romero, Espíndola fue convocado para participar del staff de la entonces Dirección de Prensa (hoy Información Pública). Luego formó parte del primer staff de periodistas del diario Época, donde trabajó en varios ciclos hasta 2008 cuando se jubiló.

Trabajó además en destacados medios y en la prensa institucional de los gobiernos de Chaco y Corrientes. Asimismo, Espíndola será recordado como un apasionado militante peronista, motivo por el cual tuvo problemas durante la dictadura.

En una nota que le hicieron hace cinco años, recordó que fue detenido “y llevado al Regimiento 9. Luego estuve preso en mi casa y me llevaban a trabajar en jeep hasta mayo del ‘76, cuando se me terminó el contrato con el Gobierno provincial”.

Trabajó en El Liberal hasta 1984, cuando volvió al Diario Época.
Fue convocado para prestar servicio en la Secretaría de Comunicación Social de Chaco, durante la gobernación de Florencio Tenev hasta 1990. Pero siempre volvía a ‘su diario’ donde se jubiló, pero nunca abandonó la vocación.

Los que compartieron la redacción con él recuerdan sus arengas cotidianas a la hora del cierre “¡Adelante con los faroles!, ¡Ritmo porteño! y ¡Atento Lolo!”, siempre con buen humor y compañerismo.

En noviembre de 2015 el Concejo Deliberante de la ciudad de Corrientes le rindió un merecido homenaje en el que resaltaron su “compromiso democrático” y le impuso su nombre a la Sala de Prensa del cuerpo deliberativo capitalino.