Cuenca del Guaycurú- Iné: “La obra no tiene absolutamente ningún inconveniente”

El titular de la APA, Francisco Zisuela, descartó que las obras para el manejo de las cuencas de los ríos Guaycurú e Iné presenten irregularidades, fuera del proceso natural del hormigón. Negó las denuncias de la Fundación Encuentro por la Vida y aseguró que no son grietas sino fisuras propias de la contracción.

Francisco Zisuela: "No son grietas, son fisuras que se producen en el hormigón".

El presidente de la Administración Provincial del Agua (APA), Francisco Zisuela habló para RADIO CIUDAD sobre las denuncias de irregularidades en las obras para el manejo de las cuencas de los ríos Guaycurú e Iné, que fueron patrocinadas desde la Fundación Encuentro por la Vida en los últimos días.

Advertisement

El funcionario negó que se traten de grietas y habló de “fisuras”, despojando de cierto dramatismo a las acusaciones vertidas en el documento público que también estado público en redes sociales con serias advertencias sobre las garantías que podría tener la obra en ejecución.

Explicó que por esas fisuras producidas en el hormigón, a partir de las contracciones que se producen mientras se va endureciendo, se pidió “a la empresa contratista que haga un informe técnico al respecto”. “Se hizo el informe técnico y no generan ningún inconveniente para la estructura, ya que son estructuras armadas, y hay que dejar que trabaje el hormigón, no son fisuras de asentamiento en lo absoluto”.

Contó que el informe estuvo a cargo de un doctor en Ingeniería, “uno de los mejores expertos en hormigón, en este tipo de estructura” y reiteró que “es una obra en construcción, que tiene su garantía de obra, y permanentemente estamos monitoreando lo que son las estructuras de hormigón”, informó el funcionario y añadió: “Así como se fisura el pavimento por contracción, también se fisura el hormigón”.

Llevó tranquilidad a la población en el sentido de garantizar “el permanente monitoreo sobre el comportamiento de la obra”, e informó que también “se hace el sellado correspondiente de la fisura y la obra no tiene absolutamente ningún inconveniente”.

Asimismo, explicó que una vez que el hormigón termine de endurecerse y ya no se produzcan inconvenientes de esa naturaleza, “se procederá al sellado de las mismas”. Y añadió que “lo raro sería que en este tipo de obras no aparezca la fisura. Pero a las fisuras se las puede manejar, direccionar a los efectos de que luego de que endurezca el hormigón, y la fisura por contracción no esté más, se proceda al sellado”.

Consultado sobre la cuestión, Zisuela también informó que el organismo provincial no recibió ningún tipo de notificación de la Fundación Encuentro por la Vida, al respecto de esta última denuncia.

Advertisement
Compartir