“El modelo de Macri sólo beneficia a las grandes empresas y se sostiene con endeudamiento”

En declaraciones a CIUDAD TV, el ex candidato a diputado nacional por Unidad Ciudadana en Chaco, Fabricio Bolatti, dijo que las reformas anunciadas por el gobierno nacional solo favorecen a los grupos concentrados y a la “timba financiera”. Así, se afecta al mercado interno que motoriza a la industria y al comercio.

“Lo que representa Macri, lo que representa la política de Cambiemos, es el avance de un proyecto neoliberal para el país que va a contramano de lo que venía llevándose adelante en los últimos años, donde se buscaba el fortalecimiento del mercado interno, que genere demanda y de allí el progreso de la industria, el comercio y la producción”, señaló Bolatti. Y advirtió que el proyecto económico de Cambiemos está a tono con el rol que las grandes potencias le asignan a la Argentina, que es la antítesis que el desplegado durante el kirchnerismo.

El dirigente de Unidad Ciudadana consideró que el diseño del modelo económico de Cambiemos se basa en el “desarrollo del sector financiero”. En ese sentido, graficó: “a una persona que tiene recursos le conviene más ir a la timba financiera que a la producción; antes convenía comprar un terreno, un inmueble y poner una industria para valorar sus activos, hoy le conviene ir a comprar letras, bonos que el Estado ofrece”.

“Si uno mira las tasas internacionales no son superiores al 4 por ciento; acá entran capitales, compran esos bonos y cuando los venden ganan un interés superior al 25 por ciento, que son tasas en dólares. Entran y salen con una ganancia extraordinaria que en ningún lugar se obtienen, lo que hace que sea muy rentable. Pero es rentable para ellos: quien paga la diferencia es el Estado Argentino y el pueblo con los activos que tiene y el endeudamiento”, cuestionó Bolatti.

El ex secretario de Evaluación Presupuestaria de la Jefatura de Gabinete de la Nación durante el gobierno de Cristina Fernández, apuntó que en cuanto al sector productivo, el diseño de Cambiemos se sostiene en las ventajas competitivas y el fomento a los agronegocios y otras actividades extractivas como la minería y el petróleo, que, además, generan escasos puestos de trabajo.

Apertura de importaciones, caída de la industria y desguace del Estado 

Bolatti advirtió que otro de los ejes centrales del modelo de Cambiemos es el de la apertura indiscriminada de importaciones. “El perjuicio se ve en casi todas las ramas de la industria que antes se fomentaban desincentivando la importación de productos que se podían fabricar en el país para proteger el empleo, como en el sector automotriz o el de la electrónica; hoy se hace al revés”, ejemplificó.

Otro de los puntos que el ex legislador provincial ve con preocupación es el avance contra las empresas del Estado. “Hay una avance en transferir al sector privado los negocios o posiciones ventajosas que tiene la política pública desde las empresas del Estado, con privatizaciones y concesiones ventajosas para sectores de la economía”, describió. Y señaló como ejemplos la administración de la red de fibra óptica, de los satélites, en las ventajas concedidas al grupo Clarín para avanzar en esos negocios o las transferencias que puede haber de Aerolíneas y de YPF.

Endeudan para que las grandes empresas fuguen divisas

Bolatti señaló que el modelo de Cambiemos cierra, finalmente, con el alto endeudamiento externo y con la vuelta de la supervisión del Fondo Monetario Internacional con sus “consejos” de ajuste para la economía argentina. “El kirchnerismo, después de doce años, se saca de encima al FMI, puede ordenar las cuentas y deja al país prácticamente desendeudado en dólares”, recordó. Y contrastó: “ellos toman esa base y empiezan a endeudarse: ya se endeudaron en 67 mil millones de dólares nuevos. Prácticamente, entran 12 mil millones nomás al país y el resto va a fondos buitre y a las cuentas de estas empresas que son de capitales extranjeros”.

“El kirchnerismo las obligaba a reinvertir, acá se las habilita a que saquen todo. Esto el ‘fin del cepo’ y como hay que sacar dólares tuvimos que ir a endeudarnos por más de 40 mil millones de dólares para que un grupo de empresas tengan la plata afuera y no en la Argentina. Queda claro quiénes son los beneficiarios”, concluyó.

 

 

Compartir