Presunto caso de gatillo fácil: “Hay un testigo que asegura que el tiro salió en un forcejeo”, dijo Nievas

El ministro de Seguridad, Martín Nievas, pidió mesura al tratar el caso del joven Ramón Martínez, quien murió tras recibir un balazo policial en medio de una persecución por un supuesto robo. Dijo que se encontraron testigos que ratificaron la versión de la policía sobre un presunto disparo accidental producto de un “forcejeo” entre la víctima y uno de los policías implicados.

Martín Nievas, ministro de Gobierno.

“Esto está judicializado y por lo tanto hay que esperar la resolución de la Justicia. Es la única que nos va a poder aportar claridad y en consecuencia no debemos precipitarnos”, dijo Nievas en declaraciones a RADIO CIUDAD.

El funcionario recordó que el informe pericial dice que “la muerte se produce por el impacto de un proyectil compatible con arma de fuego que ingresa desde el occipital derecho con salida al parietal izquierdo. Esto significa que no fue por la espalda”.

Nievas fue más allá y aseveró que “hay un testimonio, que vamos a ver si se agrega a la causa, donde un vecino refiere que efectivamente vio un forcejeo eventualmente entre este agente de seguridad y la persona fallecida. Pero no estoy en condiciones de afirmar ni de negar nada porque confiamos en la justicia y darle todos los elementos para que haya verdad y justicia”.

Nota relacionada

Gatillo fácil: la autopsia sostiene que al joven de Barranqueras lo mataron por la espalda

 

Compartir