Andrés Irigoyen: “El mercado ya no da para seguir soportando aumentos”

El presidente de la UIA Chaco sostuvo que el nuevo aumento de tarifas iniciados por la Casa Rosada va en detrimento del sector industrial y comercial, "porque limitará aún más el poder de compra de los consumidores". Y aseguró que el Gobierno Nacional, "no puede dilatar más, cuestiones centrales para la producción y el desarrollo, como la reforma tributaria y laboral".

En su visita a los estudios de CIUDAD TV, Irigoyen – en referencia a los nuevos tarifazos anunciados y que ya comenzaron a aplicarse con los combustibles – dijo que, “nosotros en el Chaco somos electrodependientes en materia energética, no tenemos otras alternativas como tienen algunas provincias para abastecerse”.

“Esto agrava una realidad donde, como usuarios, tenemos que pagar sí o sí cualquier aumento. Y encima, con una situación donde el incremento de los combustibles también dispara los costos logísticos en las empresas, sean industriales o proveedoras de servicios; pero también, afecta directamente a los consumidores finales de todas las cadenas”, remarcó.

Sin margen ante la inflación
También Andrés Irigoyen recalcó que, “por otra parte, el mercado ya no da para seguir trasladando aumentos y los aumentos de tarifas tendrá consecuencias en el consumo. Evidentemente, el Gobierno Nacional no está logrando ganarle la batalla a la inflación; este año tenía previsto un 17% de incremento, pero nosotros estimamos que estará cerrando entre un 23 y 25%”.

“Y está claro que hoy, las proyecciones inflacionarias para el año que viene tampoco van a ser las que estaban programadas en un 10%, estimamos que estarán alrededor de un 15%. Lo que finalmente repercute en el bolsillo de los asalariados que son nuestros consumidores, mientras las empresas tenemos posibilidades muy reducidas para trasladar costos; porque los precios ya están altos y, lo que se puede obtener por rentabilidad, se pierde en volúmen”, aseguró.

Esfuerzo importante
Respecto del postergado anuncio gubernamental del arranque de la economía en los primeros 18 meses de gestión, el presidente de la UIA Chaco respondió que, “no hay mucho margen, por un lado, y por el otro hay muestras claras de comportamiento de nuestra parte. El industrial y el empresariado chaqueño han hecho una demostración importante durante más de un año y medio con indicadores económicos negativos; porque recién entre mayo y agosto hubo índice positivos aunque en decadencia en el año acumulado, y recién en este mes de octubre cambió la tendencia decreciente”.

“En ese marco, el esfuerzo realizado para mantener las dotaciones del personal fue clarísimo de nuestra parte y también de la de los trabajadores; salvo algunas excepciones que se dieron en sectores particulares como el textil dada la matriz de desarrolo que tiene esta industria en el Chaco”, explicó.

El mensaje electoral
Al vertir su opinión a los resultados alcanzados en las elecciones del pasado domingo, sostuvo que, “el ciudadano le dio un voto de confianza a la gestión del Gobierno Nacional. En lo personal, soy optimista y creo que las cosas van a andar mejor; y, en general, el empresariado va en ese sentido”.

Aclarando que, “tenemos la necesidad imperiosa que las cosas mejoren, y esto trasciende cualquier tipo de ideología y de partidismo. Necesitamos que – sea quien sea el intendente, al gobernador y el Presidente – les vaya bien, porque debemos salir adelante”.
“Por eso decimos que hay cuestiones que el Gobierno Nacional las debe poner en la mesa de discusión, porque ya no hay más tiempo para dilatarlas; y es lo que votó la gente”, agregó.

Destacando que deberán abordarse aquellos objetivos que desde la UIA se vienen planteando, tanto a nivel local como nacional, “como la reforma impositiva con una mirada regional especial, tal cual lo prometió Macri en campaña; como también un blanqueo o reforma laboral, que también la necesitamos”.

Compartir