A pesar de la derrota, el oficialismo se impuso en 19 de los 25 departamentos de la provincia

A pesar de haber perdido las elecciones por poco más de dos puntos frente a Cambiemos, el Chaco Merece Más se impuso en la gran mayoría de los departamentos de la provincia. Logró la victoria en 19 de los 25, cuatro menos que en los que se impuso en las Primarias. Cambiemos dio vuelta los resultados en el 12 de octubre, Chacabuco, Santa María de Oro y Mayor Fontana. El oficialismo bajó su caudal de votos en la mayoría de los departamentos.

Foto: ilustración

De acuerdo a los resultados provisorios, Cambiemos ganó las elecciones legislativas nacionales en el Chaco. Con el 41,7% de los votos, la lista liderada por Aída Ayala se impuso al Frente Chaco Merece Más, quien obtuvo el 39,6% de los sufragios. Sin embargo, y a pesar de la derrota, el oficialismo se impuso en la mayoría de los departamentos: 19 de 25.

En los comicios del domingo al oficialismo le escaparon seis departamentos: a San Fernando y Comandante Fernández (donde Cambiemos ya había vencido en las Primarias), se les sumaron el 12 de octubre (Pinedo, Capdevila, Gancedo), Chabuco (Charata), Santa María de Oro (Santa Sylvina) y Mayor Fontana (Villa Ángela). En estos últimos, Cambiemos logró darlos vuelta en comparación a los resultados del 13 de agosto.

En San Fernando (cuya cabecera es Resistencia) Cambiemos se impuso al Frente Chaco Merece Más por 14 puntos (47 a 33), cuando en las Primarias la diferencia había sido de poco más de 9 puntos. En tanto que en el departamento Comandante Fernández (Sáenz Peña), Cambiemos le sacó casi 22 puntos de diferencia (49,8 a 28,1), ocho puntos más que en las Primarias.

Por su parte, el FCHMM tuvo su mejor performance en el departamento Almirante Brown (Taco Pozo, Pampa del Infierno), con el 58,1% de los votos. También tuvo una buena elección en el Sargento Cabral (Colonia Elisa, Las Garcitas), donde obtuvo 57,3% de los votos, y en O’Higgins (San Bernardo, La Tigra), donde logró el 54,3%.

En varios de los departamentos donde Cambiemos no ganó, logró reducir notablemente la distancia con el oficialismo. Un ejemplo de esto es lo que ocurrió en el departamento Independencia, cuya cabecera es la localidad de Campo Largo (bastión del vicegobernador, Daniel Capitanich). Allí Cambiemos pasó de perder por 43 puntos en las Primarias a los 25 puntos de distancia del domingo. En Almirante Brown también se achicó la diferencia de manera pronunciada: de los 40 puntos de las Primarias pasó a 24,8 puntos.

Compartir