Derecho a réplica para Mujeres al Frente ante una supuesta difamación de este medio

Chaco día por Día reproduce la nota enviada por la agrupación integrante del Frente del Movimiento Socialistas Unidos Emerenciano, como respuesta a la nota publicada donde la colega correntina, Silvana Sanabria, describe sobre un episodio de violencia ocurrido este lunes por la tarde en la Plaza 25 de Mayo de Resistencia

Mujeres en Lucha del Frente del Movimiento Socialistas Unidos Emerenciano.

El documento:
“Nuevamente por tener posiciones propias, y definiciones políticas en torno a eventos organizados por los gobiernos de turno, hemos sido calumniados e injuriados por, en este caso, un medio de comunicación, portal Día por Día.

Advertisement

La agrupación Mujeres al Frente, perteneciente al Movimiento Socialistas Unidos Emerenciano, antes del desarrollo del 32 Encuentro de Mujeres a desarrollarse en la provincia del Chaco, manifestó públicamente su posición, y tomo la decisión de no participar del evento acional.

Jamas lo hicimos desde la descalificación, ni mucho menos desde la agresión, manifestamos nuestra posición en torno a la defensa de la vida desde su concepción. Y después de la misma, y justamente para evitar roces, por nuestra manera de pensar, sumado a que entendíamos que la organización del mismo no contaba con un criterio de seguridad real, y que al ser masivo traería problemas, por los antecedentes del mismo, (cosa que ocurrió), hizo que digamos lo que pensábamos. Insisto, siempre sin agredir, bajo ningún concepto, y que no participaramos absolutamente en nada del Encuentro.

Abogamos por la unidad del campo popular, pero estamos dentro de una organización donde las discusiones y problemáticas superan el tema género; y entendimos que no era el ámbito, ni la modalidad que nosotras como Mujeres de un Movimiento Social, estamos acostumbradas.

No estamos de acuerdo con los desmanes y el desagravio nacional que sufrió nuestro Chaco, de manos de un grupo minoritario; no solo la Catedral y las iglesias, sino todo el casco céntrico, sumano a los muros de las escuelas donde asisten niños-as de corta edad.

No estamos de acuerdo, en que se propague la implemetación de drogas de todo tipo, en un encuentro, en la via pública, olores, que se sentían a cuadras, y otros tipologías de consumo de drogas que terminaron con asistencias en el mismo Hospital público de nuestra ciudad.

No estamos de acuerdo, creemos que si esto se repite siempre en los encuentros se tendría que haber previsto, desde la organzanizacion del mismo evento “Nacional”.
No estamos de acuerdo, que mujeres de la Municipalidad de Resistencia por ser becadas, precarizadas, o como se llame, que cobran un plan, mujeres y hombres, no haya podido estar con sus familias en un Día de la Madre.

No estamos de acuerdo en muchos puntos, y creemo que gran parte de la sociedad chaqueña tampoco; ya que, seguro, que las o los que realizaron los desmanes en dicho encuentro, de seguro serán infiltrados como sucedió en la marcha de Santiago Maldonado.

No estamos de acuerdo, pero eso no significa ni habilita a las organizadoras del Encuentro o a quien sea, o a cualquier medio de ‘comunicación’ a ensuciarnos, y ponernos en un ámbito de violencia horizontal, como partícipes de actos violentos por el lado de grupos también no identificados y, de seguro, mandados por alguien.

A esta altura, pueden ser mandados por cualquiera, con tal de manchar, nuestra organización, y sobre todo, nuestro día a día, donde con mucho esfuerzo, intentamos, construir otra sociedad, mas igualitaria, siempre con la gente, gente humilde en su mayoría. Y eso, al parecer, molesta y mucho.

Nosotros, siempre fuimos estigmatizados por el poder de turno, la figura de Emerenciano Sena, fue el cartón ligador de gobernantes de turno, de hechos, y desechos (caso Sueños Compartidos).
Similar acción de legitimación de torturas y presión a los pobres, como símbolo, de que los “negros/as” somos eso: solo “kapangas”,o “lumpes”.

Así hicieron y hacen con Milagro Sala y sus compañeros/as, hoy detenidos injustamente hace mas un año. Así hacen con los chicos que, por portación de cara o ser morochos o vestidos pobremente, los encierran en la comisaría, y le meten picana, jugando con sus cuerpos y vidas. Para el sistema no valen nada.

Y así hacen con nosotros, nosotras, que decimos tener una posición, y decirla. Y para colmo tuvimos razón, dejando al descubierto un pacto de gobernabilidad entre el Municipio de Resistencia y macristas, que bancaron sin chistar todo el Encuentro de Mujeres, sin poner freno a lo que sabían que se venía y se podía evitar con organización real. Se podía hacer, pero no se quiso, no se escuchó, y la sociedad se enervó.
Nuevamente los negros de m…, los lumpen, los nadies, tuvimos razón. Y por lo tanto, es necesario un operativo de desacreditación para que se tape un poco los errores y, de paso, los relacionamos con la derecha.

Porque hoy, defender la vida desde la concepción, para algunos, es de derecha; para nosotros es revolucionario. Sin personas, poco y nada podés cambiar el mundo. Pero al parecer, los pobres molestamos a todos, derecha y pseudo ‘progres’.

Nosotros no solamente no estuvimos en la plaza, sino que no compartimos la metodología de la violencia, entre nosotros. Porque todos somos personas, y nos debemos respeto; pero indudablemente, a un sector político le conviene ensuciarnos, y decir que fuimos parte de ese hecho de violencia, y ante la mirada de muchos – como dicen los jóvenes de los barrios -, “nos cabe la causa”.

No podemos dejar que cualquiera diga lo que se le cante, porque representamos justamente a gente que vive siendo pisoteada, en ese sentido, por el sistema capitalista y la pequeña burguesía estigmatizada por el poder que usa los medios para ensuciarnos de manera reiterada.

Segundo aunque quieran ensuciarnos, no van a poder, el pobre, entiende perfectamente la situación. Y es donde construimos, hacemos no solo casas, sino construimos hogares, con compañeras y compañeros, que saben lo que es militar todos los días por una Patria para Todos.

Tercero, pensamos mucho en hacer esta carta, pero, tomamos la decisión de hacerla, porque muchas personas del sector medio me pidieron que la haga; seguramente para ellos tener una herramienta y defender lo que sabe que somos. La carta, la hacemos por ellos, porque sé de su valentía, respeto, y amor por lo que hacemos; aún, en la diferencia de ideas y de conceptos, creemos que era necesario en ese sentido.

Por lo dicho, dejamos cerrado el tema, y ojalá aprendamos a vivir en democracia en serio, para que el ser pobre, y pertenecer a una organización social que piense diferente y sea conducida por un obrero, hoy estudiante de ingeniería como es el compañero Emerenciano Sena, no sea un delito de lesa humanidad”

EL escrito está sindicado por Marcela Verónica Acuña.
Agrupación Mujeres al Frente del Movimiento Socialistas Unidos Emerenciano

 

N. de R.: La publicación cuestionada, corresponde a un nota de opinión de la colega correntina, Silvana Sanabria, donde explica que sus dichos forman parte de la denuncia colectiva – realizada ante la Secretaría de Derechos Humanos de la Provincia – por parte de las personas que fueron agredidas en la tarde del domingo.
Lugar donde, seguramente, la Agrupación podrá refutar las declaraciones allí radicadas e iniciar las acciones legales correspondientes.

Este medio, seguirá transitando la misma línea editorial que iniciara hace más de 12 años, y a donde Emerenciano Sena llegara, acompañado de un querido amigo de esta redacción. Y lugar, en el que  siempre encontró eco a sus iniciativas sociales y políticas.

Advertisement
Compartir