Choni Pérez, tras el ENM: “Las escuelas que alojaron a las compañeras están impecables”

Delia “Choni” Perez, de la comisión organizadora del 32° Encuentro Nacional de Mujeres que se realizó en Resistencia entre el sábado y el lunes, destacó el nivel de organización que tuvo el multitudinario evento y en particular valoró las condiciones en las que dejaron las escuelas en donde se alojaron muchas “encuentristas”.

Las mujeres que se hospedaron en la escuela 93 dejaron donaciones a los chicos y chicas que van a clases ahí. Fotos: 32 ENM / Facebook

“Nosotros tuvimos más de 32 mil mujeres alojadas en Resistencia, entre alojamientos autogestionados y escuelas. Y las escuelas que alojaron a las compañeras quedaron impecables. No hubo ninguna queja”, afirmó Delia “Choni” Pérez en declaraciones a CIUDAD TV.

Advertisement

En este sentido, indicó que “las compañeras se dedicaron a dejar todo limpio. Tenemos imágenes de las compañeras limpiando y dejando los pupitres y bancos en perfectas condiciones con los baños. Incluso algunas compañeras hasta dejaron algunas mercaderías que habían traído para subsistir en estos días”.

Por su parte, el Ministerio de Educación informó que este martes a la mañana se retomaron las clases con total normalidad en las más de 100 escuelas de Resistencia, Barranqueras, Fontana, Puerto Tirol, Makallé, Margarita Belén y Colonia Benítez luego de que fueran ocupadas durante el fin de semana largo para el desarrollo de más de 70 talleres, como así también para albergar a las participantes del 32° Encuentro Nacional de Mujeres en la provincia del Chaco.

A través de la Subsecretaría de Infraestructura Escolar dependiente de la cartera educativa, el Gobierno Provincial garantizó que todos los establecimientos escolares estén en condiciones, donde además de llevarse adelante las actividades planteadas en la agenda del multitudinario encuentro, se alojaron las mujeres que llegaron al Chaco desde todo el país y el exterior para participar del mismo.

A través de las redes sociales, la vicedirectora de la EEP N° 698 “Martín Miguel de Güemes”, Mirian Coceres, transmitió tranquilidad a toda la comunidad educativa de esa institución, advirtiendo que estaba “todo en orden”, y que “recién dejaron la escuela en muy buenas condiciones; salones, galerías, pizarrones intactos; juntaron la basura, super diez”.

Por su parte, Víctor Barrios, vicedirector de la EES N° 93 “Mempo Giardinelli”, comentó que el complejo compartido con la Escuela de Educación Primaria “estuvo destinado a albergar delegaciones de Córdoba y Buenos Aires, y se utilizaron 13 aulas de la Primaria y 5 de la Secundaria”. “Las chicas fueron muy amables, se desenvolvieron siempre con total respeto e higiene, quedó todo muy limpio, fue muy grata la visita de ellas; incluso han cocinado acá en la escuela, invitaron a comer a nuestro personal de servicio, a quienes les agradecieron porque fue grata la experiencia para las dos partes, para nuestra comunidad y para ellas”, dijo.

Sobre el Encuentro

Por otra parte, Peréz valoró lo realizado en todo el Encuentro. “Los talleres fueron maravillosos. No hubo en los ninguna cuestión urticante y conflictiva, como hay algunas veces que hay talleres que no se pueden llegar a conclusiones. Ahora se respetó a las minorías y las mayorías”.

“Después estuvo el tema de la gran marcha. Hubo momentos de tensión entre las propias compañeras de la comisión organizadora porque sabíamos que iba a haber un pase tenso en la cercanía de la plaza, pero teníamos nuestra propia seguridad. Eso funcionó de maravilla. Esas compañeras que trabajaron en la seguridad a mí me pone la piel de gallina porque estuvieron esforzándose para que todo salga bien. Y después finalmente se hizo una peña maravillosa con un sonido espectacular. Las compañeras dejaron todo”, destacó.

Pérez destacó también el movimiento económico que se generó en torno al Encuentro. “Hoy un taxista me dijo por qué no hacíamos estos encuentro uno o dos veces al año. Me dijo que nunca había levantado tantos pasajeros y en mi vida he hecho tan buen fin de semana como este. El chipacero de la esquina también y la señora que vino a vender sus artesanías, desde el profundo del Chaco, esas compañeras que nadie le compra un canasto cuando están en las calles de Resistencia, vendieron miles de canastos”, contó.

Finalmente, defendió el hecho de que haya habido mujeres con el torso desnudo en las calles reclamando caminar sin temor a ser violadas en la vía pública y comentó que mientras se daban las agresiones del lunes, donde un grupo de fanáticos religiosos y vecinos violentos atacaron a piedrazos y palazos a un grupo de mujeres que se volvía a sus provincias, le informaron de otro caso de abuso sexual a pocos kilómetros de Resistencia.

“Una tía me contó que habían violado a una niña a no más de 200 kilómetros de Resistencia. Ese cuerpo de una niña de 15 años violentado y violada su inocencia no tiene reparación. No tiene reparación para un alma lastimada en su inocencia. Cuando las mujeres se ponen desnudas diciendo mi cuerpo me pertenece es una pancarta para decir este cuerpo no puede ser violado. Ese relato no está en letras de molde, sí va a estar en letras de molde aquellos que salen a defender los símbolos. Nosotros defendemos la vida”, sostuvo.

Advertisement
Compartir