Preocupación por la ausencia de Dietrich en el debate sobre Corredores Viales S.A.

La diputada justicialista Viviana Damilano Grivarello, presentó el proyecto de Resolución 4810/17, a través del cual insta a sus pares a expresar preocupación ante la ausencia del ministro de Transporte de la Nación, Guillermo Dietrich, en la convocatoria que tuvo como objeto explicar los alcances del decreto 794/2017, que crea la empresa Corredores Viales S.A. por la cual rige una alerta de los gremios viales por temor de la privatización.

Guillermo Dietrich.

La diputada justicialista cargó contra el “faltazo” del ministro de Transporte de la Nación, Guillermo Dietrich, quien a través de una nota se excusó de concurrir a la reunión a la cual había sido convocado por la Comisión de Obras Públicas de la Cámara de Diputados de la Nación, la cual tenía como objeto explicar los alcances del decreto 794/2017, que crea la empresa Corredores Viales S.A.

La iniciativa apunta que “las reiteradas ausencias del titular del Ministerio de Transporte de la Nación a las convocatorias realizadas por el Congreso Nacional, a efectos de brindar información pertinente, no contribuyen a generar espacios de diálogo necesarios”.

La legisladora propuso “remitir copias protocolares al Ministro de Transporte de la Nación, Lic. Guillermo Dietrich, al Presidente de Comisión de Obras Públicas de la Cámara de Diputados de la Nación, Diputado Nacional Sergio Ziliotto y al Gobernador de la Provincia del Chaco, Ing. Domingo Peppo”.

En los fundamentos, la legisladora explicó que el ministro Dietrich “había sido convocado este martes para rendir cuentas sobre los alcances del decreto que crea la empresa Corredores Viales S.A, y que en los hechos absorbería facultades que están en manos de la Dirección Nacional de Vialidad” y que “a través de una nota dirigida al presidente de la comisión de Obras Públicas, Sergio Ziliotto, el ministro se excusó de concurrir a la cita por ‘cuestiones de agenda impostergables’”.

“El decreto 794/2017 oficializó la creación de la sociedad anónima “Corredores Viales”, que tendrá como fin la construcción, mejora y reparación de rutas y autopistas de jurisdicción nacional y que los gremios viales denuncian como una privatización encubierta” señala Damilano, y agrega que “la sociedad estará integrada por el Ministerio de Transporte, que será tenedor del 51% del capital social de titularidad del Estado Nacional, y por la Dirección Nacional de Vialidad, que ser tenedora del restante 49%, con la inclusión de socios de la actividad privada”.

En ese sentido, sostiene que: “pese a que el Gobierno Nacional tiene un discurso a favor de la transparencia, la iniciativa provoca que esta nueva sociedad quede fuera de los controles obligatorios para cualquier ente estatal, lo que implica que, por ejemplo, al no basarse en el decreto 1.023, podrán realizar contrataciones directas para proveedores y realización de obras, en lugar de someterse a licitaciones como debería si fuera un organismo estatal”.

Compartir