“Hay voluntad política para que antes de fin de año Resistencia tenga Código Ambiental”

El concejal Juan Manuel Chapo refirió a la impronta del cuerpo comunal para intervenir de manera directa en el territorio de Resistencia y vincularse cara a cara con la comunidad. Hizo hincapié en los avances hacia un Código Ambiental y hacia otro de Planeamiento Urbano. Habló además del tránsito, el transporte público y la basura.

Juan Manuel Chapo, concejal de Resistencia.

El concejal de Resistencia del Frente Chaco Merece Más, Juan Manuel Chapo, visitó los estudios de CIUDAD TELEVISIÓN y habló sobre la nueva impronta del Concejo municipal desde el 10 de diciembre de 2015 a esta parte, por “una decisión política de parte del cuerpo, de avanzar en un esquema de trabajo que nos permita generar proximidad con el vecino”, para revertir la falta de vínculo con la comunidad, de conformaciones anteriores de dicho cuerpo.

Advertisement

“La decisión política que se tomó de manera conjunta fue generar una intervención profunda en el territorio de Resistencia, con diferentes actividades y acciones que nos permitan estar en contacto permanente con el vecino, independientemente de la labor y la tarea de cada uno de los concejales, por la misma impronta que cada uno pueda imprimir a su gestión de trabajo”, añadió.

Destacó en paralelo el fuerte acompañamiento a la gestión del intendente Jorge Capitanich, y de un trabajo en lo inmediato y a mediano plazo, “de análisis normativo de proyectos de ordenanzas muy importantes como el Código Ambiental del que tenemos la firme intención de aprobar”. Valoró en ese sentido, no sólo la realización de audiencias públicas sino la creación de la Comisión Redactora conformada por especialistas, ambientalistas y otros ciudadanos, “para llegar a una redacción que puede ser consensuada”.

En esa línea, comentó que a la par del anteproyecto elaborado por la Comisión, también recibieron la semana pasada otro de autoría del Dr. Coronel, sobre el cual también se debería trabajar, aunque aclaró que “la intención y la voluntad política es que antes de fin de año Resistencia cuente con un Código Ambiental”.

La expansión desordenada de Resistencia
El concejal Chapo también fue consultado por el crecimiento de la ciudad que se dio de manera desordenada “lo que también dificulta muchísimo la prestación de los servicios, poder llegar con la recolección de residuos o con cloacas, llegar con alumbrado o todo el servicio de infraestructura básica que requiere el vecino. Por eso también la discusión está en de qué manera debe crecer la ciudad de Resistencia, si debe generar una densificación en las áreas centrales y dejar de desparramarse sobre los lados o buscar otro tipo de metodología”.

Explicó que para ello también se trabaja en la generación de un Código de Planeamiento Urbano. “La ciudad es tan dinámica así que tampoco podemos regirnos por una estructura jurídica de hace 40 años. Eso requiere análisis, discusión, debate; no hay que apurar el dictado de normativa. En el Concejo tenemos muchos abogados pero no tenemos ni un arquitecto, ni un urbanista. Entonces debemos asesorarnos con aquellos que estudiaron el tema”.

Tránsito, transporte público y recolección de residuos
El concejal Chapo reconoció que los dos grandes problemas son el tránsito y la basura. En cuanto al transporte público, recordó que definieron a través de una ordenanza, que a partir del 1° de julio de 2019 se llamará a licitación para el servicio completo del transporte público urbano. “Tuvimos la necesidad de dictar una ordenanza de emergencia primero, prórroga después, tuvimos algunos inconvenientes pero lo cierto es que a partir del 1° de julio se va a licitar por completo. Y eso va a ayudar a mejorar las condiciones de la prestación de servicio”.

Sobre el tránsito, reconoció que “es un tema muy complejo porque tienen que ver con la conducta de cada uno. Yo fui subsecretario de Seguridad Vial durante tres años y medio y pude ver en carne propia lo que implica tener que estar todo el tiempo peleando por las conductas que tenemos los ciudadanos y que trasladamos al tránsito lo que somos como sociedad”.

Reconoció, no obstante que “en el tema basura se ha mejorado el servicio de recolección”. Recordó que el próximo miércoles habrá una audiencia pública por el centro de disposición final de residuos sólidos urbanos que es el gran desafío que tiene el intendente Capitanich con relación a la basura”. Aseguró que una vez saldado esto último permitirá resolver, “en los próximo 50 años, un tema muy sensible. Resistencia ha dejado dos pasivos ambientales fenomenales: el excampo Valussi , con innumerables problemas por la falta de remediación del suelo. Y lo que es hoy María Sara que cuando se llevó a cabo el desarrollo del basural a cielo abierto no se generaron las condiciones del suelo para no contaminarlo. O sea, cuando finalicemos la gestión en María Sara vamos a tener un pasivo ambiental que para remediar va a implicar una inversión de una enorme magnitud”.

“Por eso es importante que podamos generar las condiciones para que Resistencia pueda tener un Centro de Disposición Final que no implique un impacto negativo en el ambiente de la ciudad. Lamentablemente el María Sara ha contaminado las napas y generado enormes problemas”, agregó.

En ese contexto, apeló a la educación desde el nivel inicial para que la toma de conciencia acompañe el crecimiento de futuros ciudadanos y ciudadanas.

Advertisement
Compartir