“La gente tiene muy claro qué va a votar el 22 de octubre”

El jefe de Gabinete, Marcos Peña, llevó la campaña a Diputados y pidió "no agitar miedos y fantasmas" respecto a una reforma laboral que produzca una "flexibilización" y pérdida de derechos de los trabajadores, aunque abogó por discutir los acuerdos sectoriales.

Marcos Peña, jefe de Gabinete.

“No hay cuestiones ocultas ni proyectos más allá de los presentados. Toda cuestión será debatida acá en el Congreso, donde además no tenemos mayoría parlamentaria, así que agitar miedos o fantasmas no nos parece lo correcto”, dijo el jefe de Gabinete al responder a la consulta del jefe de bloque del FPV, Héctor Recalde, sobre la posibilidad de una reforma laboral e impositiva.

Advertisement

Asimismo, Peña dijo que “hay que seguir bajando la carga tributaria, no solo para los trabajadores sino también para el sector productivo” y llamó a “generar discusiones que nos permitan mejorar la estructura tributaria en materia de promoción del empleo, al igual que ir generando un sistema impositivo menos regresivo del que hemos recibido”.

“Cualquier discusión en materia impositiva tiene que ser discutido en el marco presupuestario y con las provincias”, garantizó.

En la sesión especial, que será la última antes de las elecciones del 22 de octubre, el ministro coordinador brindó el informe de gestión número 105, en lo que constituye su séptima exposición del año en el Parlamento.

Al informar en la Cámara de Diputados sobre la gestión de Gobierno, el jefe de Gabinete puso el acento en la baja interanual de la pobreza del 32,2 al 28,6, y puso énfasis en la proyección del gasto en inversión social previsto en el proyecto de Presupuesto 2018, que se incrementará hasta el 76 por ciento.

“Esto se logró por una combinación de factores: reactivación económica, crecimiento del empleo, baja de la inflación, aumento del 30 por ciento del salario mínimo, expansión de las asignaciones familiares, reparación histórica para los jubilados”, explicó.

En esta línea, anticipó que el año que viene la idea es profundizar la tendencia a la baja de la pobreza sobre la base de la asignación presupuestaria de recursos a las áreas del Estado que canalizan la inversión social.

Puntualizó que el proyecto de Presupuesto 2018, que ingresará por Diputados, y que ya fue presentado por el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, y por su par de Finanzas, Luis Caputo, estipula una inversión social de aproximadamente 76 por ciento, lo que representa un “aumento de 9 puntos respecto del presupuesto del 2015”.

Advertisement
Compartir