Presupuesto nacional 2018: Desigualdades y alto endeudamiento

En el Presupuesto nacional que está siendo tratado en el Congreso Nacional, la inversión gubernamental anual per cápita, que recibirá un ciudadaño porteño, será seis veces más que la de un chaqueño.

Hugo Sager, diputado provincial.

Por Hugo Sager *

Advertisement

Debemos manifestar nuestra preocupación cuando hacemos el análisis de la información surgida del Presupuesto 2018; porque, en definitiva, esto repercute después en forma directa en las provincias. Y muy especialmente en las nuestras, que son las que tienen una alta dependencia de los fondos que ingresan desde Nación.

Hay un doble discurso. Que dice por un lado que, solamente el Estado es el que está generando empleo; y por otro lado, cuando hay que distribuir fondos, solamente se los dan a los más ricos. Ello está indicando la perversidad del discurso de algunos funcionarios y esto es lo que nos debe preocupar a todos.

El primer y principal aspecto: cuando se hace un análisis del déficit que tiene el proyecto del Presupuesto nacional, nos daremos cuenta que para el presente año ese déficit alcanza a 395.612 millones, concretamente para el 2018, que equivale al 3.2% del producto bruto.

Estas cifras, así dichas, son solamente para entendidos. Pero si nosotros le adicionamos los intereses de la deuda que ya se contrajo en estos casi dos años, ese déficit termina siendo el doble: $ 681.000 millones.

Y esto está indicando un encorsetamiento a futuro en nuestro país, en término de deuda, que seguramente va a repercutir en los próximos años.

Con sentido práctico y didáctico, digo que para nuestra provincia, el gasto social que está previsto – en esta desigual Argentina – si dividimos la inversión que va a haber por cada uno de los habitantes en el Chaco por parte del Estado Nacional, se alcanzaría los $ 3.000 anualmente por cada comprovinciano. Mientras que si hacemos esa misma división en Ciudad Autónoma de Buenos Aires, por cada porteño – sin que el término suene despectivo -, van a invertir 188.000 pesos anualmente”.

Es decir, se invertirá seis veces más en obras para resolverle el problema a los porteños que, dicho sea de paso, es el territorio más rico de la República Argentina, comparado con un habitante de nuestra provincia.

Si esto lo hacemos con el resto de las provincias del NEA, nos damos cuenta que es cada vez mayor la diferencia que existe entre nuestras provincias con las políticas nacionales destinadas a fortalecer la provincia de Buenos Aires, ciudad de Buenos Aires, y probablemente algunas otras provincias hermanas.

¿Cuál es la preocupación?. Es que no vamos a lograr nunca achicar las desigualdades, y estamos cada vez más lejos de tener políticas diferenciadas para nuestras provincias que les permitan a las mismas incorporarle valor a la producción, generar empleo y tener empleo genuino.

 

(*) Jefe del bloque de diputados justicialistas

Advertisement
Compartir