Las fábricas de baterías, amortiguadores y filtros están afectadas por las importaciones

El sector de autopartes no está pasando su mejor momento. En los últimos cinco años, perdió 9.000 puestos de trabajo. Aunque en los últimos meses se nota cierto crecimiento en el nivel de actividad, el mercado de reposición sufre graves problemas.

Industria automotriz.

Los fabricantes de baterías, que son unas 20 pymes, son los que más sufren la apertura

Advertisement

“La apertura de las importaciones impactó negativamente en varias categorías y baterías, filtros y amortiguadores son las más perjudicadas, en varias empresas de estos rubros ya están comenzando a haber suspensiones”, señala Juan Cantarella, gerente general de la Asociación de Fábricas Argentinas de Componentes (AFAC), que agrupa a 225 empresas autopartistas.

El mercado se divide en las que fabrican y abastecen a las terminales y las que apuntan al mercado de reposición, con más participación de pymes. Varias empresas, abastecen a los dos mercados. Como se espera que el año cierre con una producción automotriz de 490.000 vehículos, superior a los 485.000 de 2016, la tendencia marca un crecimiento que repercute en el sector autopartista.

“Si bien las dos terceras partes de nuestra actividad esta traccionada por la fabricación de autos, no quiere decir que todas las autopartistas esten creciendo. No todas las terminales tienen la misma perfomance, hay proyectos nuevos, pero otras discontinuaron sus planes y sus proveedores están peor. Tuvimos el caso de una pick up que decidió que su grilla cromada que se hacía en Argentina, ahora venga de Tailandia. El leve crecimiento, no compensa la caída”, cuenta Cantarella.

El sector contaba con 65.000 trabajadores en 2011, el año pasado cerró con 56.000 y este año esperan un muy leve repunte. “El mercado de reposición está complicado en algunos rubros: baterías, amortiguadores, pastillas de freno, equipos de climatización para buses, neumáticos y filtros. También en la fabricación de piezas de motor como tornillos, bombas y algunos componentes electrónicos. Los fabricantes de baterías, que son unas 20 Pymes, son los que más sufren por las importaciones y tuvieron que suspender personal, lo mismo ocurre con filtros y amortiguadores sigue el mismo camino. En los últimos 8 años, hubo una veintena de empresas que cerraron”, dijo el gerente general de Afac.

En los últimos meses se conocieron despidos y cierres en los casos de Hutchinson del grupo Total que despidió 350 trabajadores, la cordobesa Plascar dejo sin trabajo a 243 obreros y Mefro Wheells es un caso que cerró y ahora reabrió. Por otro lado, la americana Lear esta abriendo una planta nueva para el proyecto de Fiat.

El sector se queja porque si bien en el primer semestre hubo un 8% de importaciones más, ahora ya no tienen acceso a los nuevos datos. “No sabemos ni que se importa, ni quien lo importa, algo que nos afecta por el cambio de reglas hace dos meses. Como no podemos acceder a los datos, si hay irregularidades no podemos ni quejarnos en la Aduana, ni en la Secretaría de Comercio, ni hacer encarar ninguna acción. necesitamos transparentar la importación”, señala Juan Cantarella, gerente general de la Asociación de Fábricas Argentinas de Componentes (AFAC).

El 55% del valor de un auto son impuestos
El sector autopartista reclama transparencia en las importaciones, poder saber quién y qué importa. Otro tema que los desvela es la reforma tributaria: “Hicimos un cálculo, contando todos los impuestos y el efecto cascada, el 55% del valor de un vehículo son impuestos. Los ingresos brutos caen sobre la producción local, pero no graban a los autos importados”, sostiene Cantarella.
También van por una reforma laboral: “Tenemos convenios de 1975, hay que modernizarlos para que se adecúen a los sistemas modernos de producción, que los trabajadores no trabajen en una sola área. Queremos un banco de horas, si hay un pico de pedidos y aumenta la producción, que las horas que trabaje de más le queden como crédito a favor y que la empresa se las pueda devolver. La idea es que cuando haya periodos de baja producción, no haya que suspender trabajadores”, explica, en casi una despedida al pago de horas extras. Lograron que el Gobierno les elimine los reintegros a la hora de exportar.

El patentamiento de autos creció 10%
El patentamiento de autos creció un 10,9% en el mes de septiembre, mientras que el de motovehículso creció un 33,4% en el interanual.

La Asociación de Concesionarios de Automotores de la República Argentina (ACARA) informó que el número de vehículos patentados durante septiembre de este año ascendió a 78.889 vehículos, lo que muestra un crecimiento del 10,9 % en la comparación con el mismo mes de 2016 ya que en septiembre del año pasado se habían patentado 71.117 unidades.

El acumulado de los nueve meses transcurridos del año arroja una cifra de 700.348 unidades, que consolida una suba del 28,3 % en la comparación contra el acumulado del año pasado en el que se habían patentados 545.894 vehículos hasta esta fecha.

Mercado de motovehículos
En septiembre se patentaron 60.582 unidades, lo que significa un incremento del 33,4% en la comparación interanual, ya que en el mismo mes del año pasado se habían registrado 45.630 unidades. Si la comparación es contra su antecesor mes de este año, se observa que el crecimiento llega al 3,7%, ya que en agosto se habían registrado 58.676 motos.

En los primeros nueve meses del año llegó a los 496.300 motovehículos, lo que indica un crecimiento acumulado del 46,4% en la comparación contra el acumulado del 2016 que había registrado 339.089 motos en el mismo período. El sector festeja la buena perfomance en la comercialización de motos.

 

Advertisement
Compartir