La pobreza afecta a una de cada tres personas en el Gran Resistencia

Así lo informó este jueves el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (Indec). La tasa de pobreza en el Gran Resistencia se ubicó en 34,7% al cierre del primer semestre del año, mientras que la indigencia trepó al 5,2%. El conglomerado chaqueño quedó cuarto entre los peores posicionados.

La tasa de pobreza en el Gran Resistencia se ubicó en 34,7% al cierre del primer semestre del año, mientras que la indigencia trepó al 5,2%. Así lo informó este jueves el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (Indec). Si se lo compara con el período julio-diciembre de 2016, representa un aumento de 0,2 puntos en la cantidad de pobres mientras que en el caso de los indigentes el incremento fue de 0,8. El conglomerado chaqueño quedó cuarto entre los peores posicionados del país.

Advertisement

Según informó el Indec, la pobreza en el Gran Resistencia alcanzó en el primer semestre del año a unas 133 mil personas de más en 29 mil hogares. En tanto que la indigencia afectó a 19 mil personas en 4 mil hogares.

¿Aumentó la pobreza y la indigencia en el Gran Resistencia? Si la comparación se hace entre el primer semestre de este año y el segundo del anterior, sí: representó un incremento de 0,2 puntos en la cantidad de pobres mientras que en el caso de los indigentes subió 0,8.

Sin embargo no es correcto comparar períodos distintos debido a que hay factores estacionales diferentes. ¿Y dónde están los datos del primer semestre de 2016, entonces? No están disponibles debido a que en esa época el gobierno de Mauricio Macri provocó un apagón estadístico bajo el argumento de la necesidad de “reorganizar” el Indec.

Cuarta

De acuerdo a los datos del primer semestre, el Gran Resistencia quedó con un nivel de pobreza que está 6 puntos por encima de media nacional (28,6%). En el ranking de las peores posicionadas en el país se encuentra cuarta. La superan los conglomerados de Santiago del Estero-La Banda, con 45% de pobreza y 13% de indigencia; Concordia (42% de pobreza; 7,8% de indigencia) y Corrientes, con 40% pobreza y 9,3% de indigencia.

En tanto que en la región Nordeste, el Gran Resistencia quedó segundo sólo superado por Corrientes. Posadas marcó un 29,7% de pobreza mientras que Formosa registró un 27,8%.  Esta región fue la que tuvo el más alto índice de pobreza del país, con el 33,6 por ciento, mientras que la mayor tasa de indigencia se registró en la región pampeana, con el 6 por ciento.

En cambio, la mejor situación se observó en Río Gallegos, donde la pobreza fue de 9,6%. Luego aparece Ushuaia con 10,8. Por su parte, en la ciudad de Buenos Aires la tasa de pobreza saltó a 13,4 por ciento, y se elevó 4 puntos entre enero y junio de este año.

En el conurbano bonaerense la pobreza se ubicó en 32,6%, con una merma de 2 puntos frente el segundo semestre del año pasado. La Plata fue la región de mayor aumento de la tasa de pobreza al trepar a 30,8 por ciento, 6,6 puntos más que la medición a diciembre de 2016.

A nivel nacional, la tasa de pobreza se ubicó en 28,6 por ciento al cierre del primer semestre, lo que equivale a unas 11,4 millones de personas. Esto implica una disminución de 1,7 puntos respecto del semestre anterior, cuando la tasa había sido de 30,3.

El retroceso no se trasladó al índice de indigencia, que tuvo una suba de 0,1 por ciento, al pasar del 6,1 del último semestre de 2016 al 6,2 por ciento en los primeros seis meses de este año. Más de dos millones de personas se mantuvieron por debajo de la línea de indigencia, es decir que no llegan a cubrir una canasta básica de alimentos, informó Página/12.

Líneas

Cabe recordar que el concepto de “línea de indigencia” procura establecer si los hogares cuentan con ingresos suficientes como para cubrir una canasta de alimentos capaz de satisfacer un umbral mínimo de necesidades energéticas y proteicas. De esta manera, los hogares que no superan ese umbral o línea son considerados indigentes. Así, la canasta básica de linea de indigencia en junio en el noreste, por persona fue de $1.743

En tanto que la la medición de la pobreza consiste en establecer, a partir de los ingresos de los hogares, si estos tienen capacidad de satisfacer –por medio de la compra de bienes y servicios– un conjunto de necesidades alimentarias y no alimentarias consideradas esenciales.

Para calcular la línea de pobreza es necesario contar con el valor de la CBA y ampliarlo con la inclusión de bienes y servicios no alimentarios (vestimenta, transporte, educación, salud, etc.), con el fin de obtener el valor de la Canasta Básica Total (CBT). De este modo, el Indec estableció que la Canasta Básica Total para superar la línea de pobreza en el nordeste, en junio, por persona, fue de $4.010.

 

Advertisement
Compartir