Bajó la pobreza a 28,6% pero todavía afecta a 11,3 millones de argentinos

La Encuesta Permanente de Hogares del Indec estimó una caída de un punto y medio en el indicador de pobreza del primer semestre del año; la indigencia fue de 6,2%.

Pobreza.

La pobreza comenzó a recorrer un camino descendente en la Argentina. El Indec informó este kieves que ese flagelo bajó a 28,6% en el primer semestre del año con relación a fines de 2016 pero que todavía afecta a 11,3 millones de argentinos. La indigencia, en tanto, se mantuvo en 6,2% e impacta en 2,4 millones de ciudadanos a los que se les dificulta comer.

Advertisement

La Encuesta Permanente de Hogares (EPH) que conduce la socióloga y delegada de ATE, Cynthia Pok, difundió el informe técnico de Condiciones de Vida que elabora su equipo. Desde el Gobierno ya habían adelantado el número que mostraría un descenso de la pobreza en plena campaña electoral, algo que Mauricio Macri podrá aprovechar con el eslogan “pobreza cero”.

En marzo pasado, el organismo estadístico había confirmado un 30,3% de pobreza. En tanto, la indigencia había marcado 6,1% en el segundo semestre del año pasado. A fines de 2015, Cristina Kirchner había dejado al país con un 29% de pobreza, según la Universidad Católica Argentina (UCA), pese a que el último dato del Indec monitoreado por Guillermo Moreno hablaba de una pobreza inferior al 5% de la población.

Según los números del Indec, hay 600 mil pobres menos en el país, aunque el número de indigentes aumentó en 70 mil (+0,1%) al pasar del 6,1% al 6,2%. Esto implica que cerca de 2.600.000 personas no cubren necesidades mínima de alimentación.

Advertisement
Compartir