Proteccionistas afirman que se debe ser responsable en la compra y tenencia de los perros peligrosos

Tras el ataque fatal de un perro a un adulto mayor en el barrio Villa Odorico de Resistencia, se retomó el debate sobre qué hacer con los canes peligrosos. Desde la Asociación Protectora de Animales del Chaco (APACH) aseguraron que todo tiene que ver con una cuestión de responsabilidad con la tenencia, adiestramiento del animal y conciencia por parte del dueño.

En declaraciones a RADIO CIUDAD, la presidenta de la Asociación Protectora de Animales del Chaco, Silvia Rodas, reconoció que “sigue faltando el control que tiene que haber y la gente siendo irresponsable en algunas cuestiones”.

Advertisement

“Hace un mes había dicho que me sorprendía que no haya más víctimas humanas por este tipo de ataques. En casuística, en cada tantos ataques, alguno va a ser fatal. No sé cuál es el número necesario para que las autoridades y la gente comiencen a tomar conciencia de esto. Hay es una falta de conciencia y de análisis. Mientras se siga en esta situación, sin controlar y reglamentar la cría y comercio de estas razas, los casos los van a seguir ocurriendo”, añadió.

Rodas recordó que un perro no debe ser utilizado como un elemento de seguridad. “El animal es un animal. No es una herramienta de seguridad. No te sirve como sereno ni como alarma. Si querés tener un animal como seguridad primero tenés que ser consciente que primero si te quieren entrar a robar, te matan el perro y se terminó la seguridad. Es decir que como seguridad no es algo muy fiable”, sostuvo.

“En segundo lugar, ponés un perro con algún grado de agresividad y no te tomas el tiempo de educarlo sobre a quién puede atacar y a quién no. Y la otra cuestión es que el tema de dejar animales de un tamaño tan importante con una capacidad de daño tan importante, dejarlo solos con chicos o  personas muy adultas, creo que hay algo que no está funcionando en la cabeza del que hace eso”, remarcó.

“Es muy común que nos enteremos de casos de gente que deja un segundo a los chicos con sus perros y pasa algo. O de gente que para calmar su conciencia con sus padres, le compra un pitbull o un rottwailler y se lo deja. Como que ese perro es el encargado de darle seguridad a sus padres. Y eso no es así. Hay que ser una persona con una determinada templanza, fortaleza física y conocimientos para manejar a estos animales. Así que cualquier cosa que se salga de normas básicas va a traer tarde o temprano algún problema”, afirmó Rodas.

Advertisement
Compartir