Oficialismo y oposición se comprometieron a sancionar la prórroga de la ley de tierras indígenas

Ante representantes de pueblos originarios, diputados y senadores afirmaron que avanzarán prontamente con el proyecto para extender el plazo que evita los desalojos. Este miércoles se vota en el Senado, pero Cambiemos acelera negociaciones para acotar los años.

La reunión celebrada en el Congreso nacional.

Legisladores del oficialismo y la oposición recibieron este martes en el Congreso a representantes de diversas comunidades indígenas, y se comprometieron a sancionar prontamente la prórroga de la Ley 26.160, que suspende los desalojos en tierras habitadas por los pueblos originarios.

Advertisement

En la sesión especial de este miércoles, el Senado tratará el proyecto para extender nuevamente el plazo establecido en la norma, pero aunque el dictamen indica cuatro años más, Cambiemos negocia con el jefe del PJ-FpV, Miguel Pichetto, poder acotarlo a uno o dos años.

El reclamo por la aparición de Santiago Maldonado, presente.

La reunión estuvo cruzada por el pedido de aparición con vida de Santiago Maldonado, el joven artesano desaparecido desde el 1ro. de agosto, luego de un operativo realizado por Gendarmería nacional en el marco de una protesta de la comunidad mapuche en Chubut.

De la actividad, organizada por la diputada Silvia Horne (Peronismo para la Victoria), participaron diputados de los bloques Cambiemos, Frente para la Victoria-PJ, Peronismo para la Victoria, Libres del Sur, Justicialista, Proyecto Sur, Partido Socialista y FIT. En tanto, estuvieron presentes senadores del PJ-FpV y el PJ La Pampa.

El jefe del FpV-PJ, Héctor Recalde, aseguró que la bancada kirchnerista en la Cámara baja votará “la prórroga de cuatro años”, ya que será “un oxígeno para lograr una solución definitiva”.

Por su parte, la senadora Norma Durango, autora del proyecto que se tratará este miércoles en el Senado, sostuvo: “La prórroga no es una concesión nuestra, es realmente la responsabilidad del Estado”. Y resaltó el “compromiso muy grande” que la provincia de La Pampa tiene con los pueblos originarios.

Desde el oficialismo, la diputada Patricia Giménez (UCR) argumentó que la prórroga a la ley no se trató en Diputados porque una iniciativa de esa índole “tiene que venir desde el Senado”, y se basó en un inciso de la Constitución. “Vamos a apoyar lo que venga del Senado”, afirmó, ante los rumores de que Cambiemos buscará acortar el plazo, aunque los números en la Cámara alta no le permitirían poder lograrlo.

Por otra parte, la radical subrayó que el presupuesto del próximo año contempla fondos para el Instituto Nacional de Asuntos Indígenas y el Consejo de Participación Indígena. “Queremos que se avance en todas las deudas que tenemos con los pueblos originarios”, finalizó.

A su turno, la senadora jujeña Liliana Fellner, autora de la ley de 2006 junto a la ahora gobernadora santacruceña Alicia Kirchner, señaló que “es cierto que en muchas provincias se puedo avanzar y en otras no”, y reconoció que la prórroga “no va a alcanzar”. En esa línea, abogó por “trabajar en una nueva ley” integral y enfatizó que es necesario “el apoyo del Gobierno nacional y de los gobiernos provinciales”.

Por el Encuentro Nacional de Organizaciones Territoriales de Pueblos Originarios (ENOTPO), Nancy Chocobar pidió “abordar el tema presupuestario” en la ley, y alertó que “los conflictos territoriales no van a cesar hasta que el Estado no reconozca los territorios” de las comunidades indígenas.

Isabel Araujo, representante de las comunidades mapuche-tehuelche de Trenque Lauquen, manifestó: “Venimos para la exigir la prórroga de la ley, porque es una emergencia la que tenemos”. Reclamó por el “cumplimiento de los derechos de los pueblos” y rogó que cese la “persecución de los líderes” de los pueblos originarios.

El vocero del Parlamento Mapuche Tehuelche de Río Negro, Orlando Carriqueo, recordó que a 11 años de la sanción de la ley solamente se realizó “el 30 por ciento” del relevamiento catastral, y pidió una prórroga por “tiempo indefinido”. Dijo que para resolver el conflicto de las tierras “hace falta decisión política” y afirmó que “no nos sirve uno o dos años” más de plazo, tal como estaría impulsando Cambiemos en negociaciones en la Cámara alta.

“Maldonado representa a un amigo del pueblo que ha ido a solidarizarse con la causa”, sostuvo Carriqueo, quien denunció además que los pueblos originarios están siendo “estigmatizados y perseguidos por el Estado”. “Con o sin ley vamos a estar en los territorios”, aseguró y dijo que la prórroga será para el Gobierno una “herramienta para sostener la paz social en Argentina”.

 

Advertisement
VIAparlamentario.com
Compartir