Un espacio clave para el historiador

Cuando se pretende trabajar en la reconstrucción histórica del pasado, es clave - para quien se aproxima a la pesquisa - contar con fuentes que contribuyan a resolver en parte sus interrogantes. Destacándose el 63º aniversario del Archivo Histórico de la Provincia del Chaco.

Archivo Histórico de la Provincia del Chaco.

Por la Lic. Marta Isabel Fernández *

Advertisement

Como dice el historiador Enrique Moradielos: “El campo de la historia está constituido por los restos y vestigios del pasa do que perviven en nuestro presente en la forma de residuos materiales, huellas corpóreas y ceremonias visibles. Es decir en reliquias del pasado”.

María Laura Salinas, presidenta de la Junta de Estudios Históricos del Chaco, asegura que “cuando se pretende trabajar en la reconstrucción histórica del pasado, es clave para el historiador o para quien se aproxima a la pesquisa contar con fuentes que contribuyan a resolver en parte, sus interrogantes. Estos testimonios, escritos, orales, gráficos favorecen a la recuperación de la historia desde diversas perspectivas”.

“En la conservación de las reliquias los archivos tienen un rol destacado, también en el proceso de organización, sistematización y preservación de estas fuentes de información. Es abrumadora la cantidad y diversidad de documentos que pueden hallarse en estos repositorios: expedientes oficiales, de Gobierno, libros de contabilidad, oficios, cartas personales, cartografía y en fin, toda una serie abundante de datos que pueden ser empleados por el historiador, que analizará la información encontrada con una actitud inquisitiva y confrontando metodologías, con el fin de construir una explicación verosímil del pasado”, agrega.

Asimismo, Salinas argumenta que, “en lo que se refiere a la historia del Chaco, el Archivo Histórico Monseñor José Alumni, cuyo aniversario de creación es el 25 de septiembre, ha sido desde sus orígenes en 1954 una compañía permanente para generaciones de estudiosos e interesados en la historia local, provincial y regional. La rica documentación inserta en diversos fondos documentales que datan de 1874, ha favorecido a través de la consulta, a una producción permanente y renovadora de los estudios históricos sobre el período territoriano y provincial chaqueño”.

“Tesis de licenciatura, seminarios de investigación, tesis de maestrías y doctorado en Historia, Geografía, y otras disciplinas afines han podido realizarse gracias a la consulta de los fondos existentes en el archivo que ha ido creciendo no sólo en documentación, sino en la aplicación de nuevas tecnologías que han beneficiado a la conservación del material existente”, dice Salinas.

La historia política, económica y sociocultural del Chaco es paulatinamente resignificada a partir de la consulta en las diferentes secciones: Comunicaciones de la Gobernación, Producción y Comercio, Policía, Contaduría, Documentos Municipales, Obras públicas, Estadísticas, Educación, Cultura, Salud Pública, entre otras.
La relación entre archivo, archivero e historiador es sustancial en el proceso de investigación, y el Archivo Histórico Monseñor José Alumni ha sabido a través de sus diferentes gestiones contribuir en este camino.

La Junta de Estudios Históricos del Chaco saluda a directivos, archivistas y trabajadores de la institución, en este nuevo aniversario, deseando que pueda continuar por el camino de la actualización que redundará en la continuidad de la construcción científica de la Historia del Chaco.

Antecedentes históricos
Se puede decir que los archivos históricos son tan antiguos como la organización social de la humanidad. Sus orígenes podrían remontarse a la aparición de la escritura. Los primeros archivos aparecen junto con los primeros imperios, como herramienta de control de la población y de la riqueza. Socialmente son los más reconocidos, ya que son los precursores de la prestación de servicios a la investigación, la cultura y la sociedad.

Ellos, constituyen la garantía de la evolución jurídica y administrativa de la sociedad, son la memoria colectiva de una nación, región o localidad. Es por ello que su finalidad es atesorar, salvaguardar y difundir el patrimonio documental, con el propósito de brindar servicios y proporcionar el acceso a la documentación, esencialmente de carácter patrimonial, para su uso como fuentes historiográficas.
Nuestro Archivo Histórico, el del Chaco, cumple 63 años de existencia y surgió por iniciativa de Monseñor José Alumni, por quien hoy es denominado de ese modo, quien consideraba necesario la “legitimación de hechos y acontecimientos a través de la historia”.

Y es quién, conjuntamente con el Departamento de Historia de la Facultad de Humanidades de la Universidad Nacional del Nordeste (Unne) y el Ministerio de Educación de la provincia, realizó las tratativas por las cuales, en 1989, se implementara la Tecnicatura en Archivología.

Transcurrido el tiempo y en respuesta a la Ley de Educación Superior 24521, en 1998, se conformó en la carrera de grado Licenciatura en Ciencias de la Información con las orientaciones en Archivología y Bibliotecología, con los títulos intermedios de archivista y de bibliotecario respectivamente.

Desde el inicio de la licenciatura, el Archivo Histórico Monseñor José Alumni aporta grandes conocimientos a los estudiantes de la carrera, permitiéndoles familiarizarse con la amplitud de funciones que pueden desarrollarse en la institución, favoreciendo el discernimiento y la adquisición de habilidades prácticas, al brindarles la posibilidad de formarse como profesionales responsables de la salvaguarda del patrimonio documental.

Esta Institución, también les brinda la posibilidad de desarrollarse en diferentes manifestaciones como serla profesionalización de la carrera, la gestión de la información y la investigación histórica; por consiguiente, colabora en la preparación de los profesionales de la información, fortaleciendo su cultura general mediante las diversas acciones extracurriculares que varias cátedras de la Licenciatura, desarrollan en la misma año a año.

El Archivo Histórico del Chaco actualmente contiene documentos únicos y/o originales, irrepetibles e imperecederos del cuerpo ejecutivo gubernamental que los produjo. Sus fondos y colecciones, permiten al profesional de la información, ampliar su cultura histórica y social para el manejo y tratamiento de la información en su labor como gestor de la misma.

Como miembro participante de la comunidad felicito a esta Institución que continúa luchando y poniendo al servicio de usuarios el acervo existente, utilizando las tecnologías y las vías para el uso y acceso a la información.

 

(*) Profesora de la Facultad de Humanidades-Unne

Advertisement
Compartir