Andrés Irigoyen: “Los índices de la industria a nivel nacional no se reflejan aún en la provincia”

El titular de los industriales chaqueños se refirió a las proyecciones de la UIA sobre un crecimiento interanual que podría cerrar en un 4%. Para Irigoyen, los sectores que vienen marcando crecimiento no tienen incidencia en el Chaco en donde, por ejemplo, el textil sigue cayendo y marcó un 6,7% en baja, en las últimas mediciones. Reiteró que el desafío es poder sostener los puestos de trabajo y revertir los números para apostar al desarrollo.

La crisis sigue golpeando a la industria textil.

El dirigente de la Unión Industrial del Chaco, Andrés Irigoyen, habló para RADIO CIUDAD sobre las proyecciones de la UIA en cuanto a un aumento del 4% en la actividad industrial para los próximos tres meses. “Ojalá que así sea”, fue la primera expresión del chaqueño que también cuenta con “los números de la Unión Industrial Argentina en base a relevamientos que se hacen mes a mes ya que el último mes relevado que son números de antes de ayer, la industria tuvo un crecimiento del 2,5% interanual. Todavía estamos, en lo que va del año, con un 0.2% negativo. Veníamos del mes pasado con un 0,6%, vamos descontando. Y seguramente vamos a terminar un año positivo, no sé si llegaremos a un 4%, lo veo difícil, pero obviamente va a depender también de la situación general del país”.

Advertisement

Pero al margen de esta proyección de la UIA, Irigoyen reconoció que “los índices a nivel país no se reflejan aún en la provincia ya que los que están liderando esta suba son, en este caso y en este mes, los minerales no metálicos con un 21,8%; los metales básicos el 11,6%; alimentos y bebidas que sí tiene algún impacto en nuestra provincia con un 7,2% de aumento; la industria metalmecánica con un 5,7% de aumento”.

Y en ese marco, destacó que, por ejemplo, “los sectores que sí tienen incidencia en la provincia, como el sector textil, siguen cayendo, tienen una caída de alrededor de un 6% y obviamente que eso tiene un impacto más directo sobre la actividad industrial de la provincia del Chaco, 6,7% para ser más preciso”. Y añadió otros indicadores en ese sentido, como el del sector de refinería de petróleo que también cayó un 7,8%.

No obstante ello, coincidió en que “la actividad está mejorando y esperemos que siga en ese camino de crecimiento. No es menos importante destacar que seguimos aumentando el déficit comercial, porque las exportaciones crecen menos que las importaciones. Las exportaciones crecieron un 19,8%, pero las importaciones crecieron más, un 29,9%. Y también es preocupante que en ese 29,9% está explicado en un 19,9% por importaciones de bienes de consumo de los cuáles, a su vez, un 30,8% de países de China. Lo que pone en una situación de desventaja a la industria nacional”.

Reiteró que si bien la actividad está demostrando un recupero en nueve de los sectores, y sólo tres siguen cayendo, el textil entre ellas, las que muestran crecimiento “tiran los índices para arriba. Cuando se sacan los índices, se saca sobre el total. Pero, particularmente en nuestra provincia, la incidencia, el impacto es negativo porque lo que hace a la industria textil”.

“Hoy nuestro desafío es seguir potenciando y desarrollando la industria en la provincia, el desafío más importante es que las que están establecidas puedan mantener su dotación de personal, recuperar mercado que se ha perdido mucho y que puedan, en definitiva, arrancar un 2018 con perspectivas de crecimiento”, concluyó el dirigente.

Advertisement
Compartir