La deuda pública de Argentina ya superó los 300.000 millones de dólares

El ministro de Finanzas Luis Caputo señaló ante la Comisión de Presupuesto y Hacienda que los pasivos brutos del Estado nacional ascendieron a USD 302.700 millones al 31 de agosto. Para fin de año representarán el 58% del PBI.

Dólares (Foto ilustrativa)

La Comisión de Presupuesto y Hacienda de la Cámara de Diputados sesionó con la presencia de los ministros de Finanzas, Luis Caputo, y de Hacienda, Nicolás Dujovne, para informar sobre el proyecto de presupuesto 2018.

Advertisement

Se trató del primer encuentro que la comisión conducida por Luciano Laspina (PRO) realiza para tratar el presupuesto del año próximo, que formalmente ingresó a la Cámara de Diputados el viernes pasado.

El ministro Luis Caputo informó que la deuda pública total, al 31 de agosto último, ascendió a USD 302.700 millones de dólares. Este significa un aumento de 4,9% en ocho meses transcurridos de 2017.

Cabe recordar que el Ministerio de Finanzas informó que en diciembre pasado los pasivos de Argentina por capital e intereses ascendieron a USD 288.447,8 millones, lo que significó un incremento a lo largo del año 2016 de 13,6% o USD 34.458,6 millones más que al cierre de 2015.

Caputo refirió que un 70% de los poco más de USD 300.000 millones de deuda están colocados en títulos públicos. Y de esta proporción, la mitad está contraída con el sector privado y la otra mitad, con organismos del sector público, como el Banco Central, el Fondo de Garantía de Sustentabilidad (FGS) de la ANSeS y el Banco Nación.

El funcionario indicó que al cierre de 2017, la deuda pública bruta, que suma los pasivos en pesos y en dólares, intra sector público y con el sector privado y organismos multilaterales, alcanzará el 58,6% del PBI, mientras que la deuda neta, sólo la contraída con el sector privado y multilaterales, será de 28,5% del PBI.

En ese aspecto, indicó que las deuda está “sobreestimada en un punto, porque en la operación de REPO, la sobregarantía de bonos representa un punto del PBI. Descontado ese efecto sería 57,6% del PBI (deuda bruta) y 27,5% en el caso de la deuda neta”.

Por Juan Gasalla

Advertisement
FuenteInfobae
Compartir