Niña wichí embarazada: “Garantizamos sus derechos y la de su familia”

La presidente del IDACh y diputada provincial electa, prof. Andrea Charole, aseguró - sobre el caso aberrante, de una nena de 10 años de la etnia wichí, quien habría sido abusada sexualmente quedando embarazada - que la pequeña y la familia se hallan, "en extrema vulnerabilidad. Mientras nuestro organismo los asiste, legal, social y económicamente".

Andrea Charole.

Charole recordó que, a principio de este mes, pudo conocerse públicamente que el hecho fue registrado por personal sanitario, cuando la niña y su madre ingresaron al Centro de Salud del paraje Techat cercano a la localidad de Miraflores, por un tema de vacunas.

Advertisement

Desde allí, fue derivada al hospital local “Pedro Franco”, donde detectaron que la menor – a través de un control por parte del facultativo que la atendió – se encontraba embarazada cursando las 32 semanas de gestación. Ante el alto riesgo, de inmediato la nena fue trasladada al Hospital Perrando; estando acompañada por su madre, la que también se encuentra embarazada.

“Al tomar conocimiento de la situación de la niña, concurrimos de forma inmediata al domicilio de la misma en el paraje mencionado. Pudimos constatar que, además de ella y su madre, viven otros integrantes de la familia en una vivienda precaria; entre ellos menores en condiciones de extrema vulnerabilidad y sin beneficios previsionales, ya que no cuentan con documentación para acreditar sus identidades. Los menores, tampoco concurren a la escuela y es una familia de extrema criticidad”, explicó Charole.

En ese sentido, destacó que el Instituto del Aborígen Chaqueño intervino a través de la denuncia penal, efectuada en la Comisaría por parte de la directora del hospital de Miraflores.
A través de la misma y en cumplimiento de la legislación vigente: ley Nacional N°26.061; ley 7.162 de Protección Integral de Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes, se dio intervención a la línea 102, Subsecretaría de Niñez y adolescencia.

“El IDACh interviene mediante la ley Indígena N°3258, la cual vela por los derechos y mejoramiento de las condiciones de vida las comunidades originarias del Chaco. También tomó intervención la UPI (Unidad de Protección Integral), la que se hizo presente en el domicilio de la familia de la niña, donde se elevó un informe socio-ambiental de las personas que viven en la casa”, agregó la funcionaria.

Andrea Charole indicó que, desde el Instituto, “estamos asistiendo a la nena, a su mamá y a integrantes de su grupo familiar, en lo que refiere al ámbito legal, social y económico. Este es un caso aberrante y muy delicado. Según las autoridades, esta niña embarazada es la de menor edad que se tenga registro en la provincia”.

Pedido a los funcionarios
La presienta del IDACh, además, recordó que el año pasado, se acercó al domicilio donde viven la niña y su familia, constatando su extrema vulnerabilidad. “Puse a esto en conocimiento a las diferentes Ministerios del gobierno provincial. Pido un mayor compromiso de los funcionarios de las diferentes carteras del gobierno provincial, porque este caso no es aislado”

“También pido a la Justicia que se expida con celeridad ante todo tipo de abusos a nuestros niños. Nuestro equipo del área Legal y Social, está siguiendo este caso con la debida asistencia; porque nuestra prioridad es velar por la integridad física y psíquica de la nena, de su familia y que se garanticen todos sus derechos”, concluyó Andrea Charole.

Advertisement
Compartir