Caso Maira Benítez: esperan los resultados de nuevos allanamientos

A raíz de un nuevo llamado anónimo que recibió la madre de Maira, Antonia Leiva, se allanó un campo lindante al Lote 11, en donde también trabajaron dos de los detenidos, Rodrigo Silva y Gabriel Cáceres. El Instituto de Medicina Científica y Forense (IMCiF) analiza nuevas muestras recogidas de pozos del lugar.

La abogada de Antonia Leiva, madre de Maira Benítez, se refirió a los nuevos allanamientos que surgieron en la causa que investiga la desaparición de la joven villangelense buscada desde diciembre del año pasado.

Advertisement

Verónica González confirmó a RADIO CIUDAD que tanto la semana pasado como esta se abocaron a estos nuevos operativos “en virtud de un llamado telefónico que recibió la mamá de Maira, Antonia Leiva, de una persona que no dio su identidad. Diciendo que en un campo en la zona cercana al Lote 11, había un pozo en donde se había echado a perder el agua aproximadamente en la fecha de la desaparición de Maira. Y ella creía que la causa por la cual se echó a perder es porque existían restos cadavéricos en el mismo”.

A raíz de ese nuevo dato, todas las partes involucradas se constituyeron en el lugar y según el relato de González, “había varios pozos en el campo, algunos de ellos tapados”. Comentó que en uno se tomaron las muestras que se están evaluando ahora en el Instituto de Medicina Científica y Forense (IMCiF).

También ratificó que, como en otras oportunidades, la persona que llamó a Antonia en carácter anónimo fue una mujer. Pero, en esta oportunidad, “este dato se acercaba un poco más a la línea que se está siguiendo en el expediente porque el campo de esta persona es un lugar (el Lote 10) donde Rodrigo Silva y (Gabriel) Cáceres trabajaron anteriormente. Son lugares en donde Rodrigo Silva transcurrió su infancia y posteriormente Gabriel Cáceres, que es el otro imputado, trabajó también. Por eso el dato se acercaba un poco más a la línea de investigación que se está siguiendo en el expediente”. También por esa razón la querella “insistió en la realización del allanamiento lo más urgente posible”.

A la espera de esos resultados, González reiteró que no es el primer llamado de esas características “y hay que investigarlos a todos”. “No se puede dejar nada librado. Desde el momento de la desaparición de Maira hasta ahora surgieron muchos datos así. Se hicieron muchos allanamientos que no llevaron a nada, que dieron resultados negativos, pero también creemos que es importante alentar la búsqueda en cuanto a que debemos seguir buscando hasta que se la encuentre”, apuntó.

No obstante consideró “raro el anonimato, el que no quieran dar la cara o acercarse a la Fiscalía con un dato que según ellos es verdadero. Yo, en su lugar, me acercaría a la Fiscalía y lo diría. Entonces me pueden tomar una testimonial y en virtud de eso continuar con la investigación en el expediente. Pero bueno, la gente adopta esta metodología y lo que hacemos cada vez que ella recibe estos llamados es que ella (Antonia) amplíe su declaración para poder incorporar estos datos al expediente y de esa manera poder investigarlos. Sino quedan como mera información que no puede ser investigada”. “La desesperación de la madre y la situación que está viviendo hace que ella quiera que se investigue cada palabra que le dicen por eso me parece totalmente válido”.

El rechazo al Estado como querellante en la causa

Por otro lado, respecto del rechazo de la fiscal Silvana Rinaldis a que el Gobierno se constituya en querellante, González indicó que en su caso, se lo notificaron vía cédula judicial y comentó que “la razón por la cual no se aceptó la querella es porque faltaban requisitos en el escrito que son bajo pena de inadmisibilidad. En el artículo 89 del Código Procesal Penal del Chaco figuran una serie de requerimientos, los cuáles deben estar presentes en el escrito para constituirse en querellante particular”. “Aparentemente este escrito que presentó la Secretaría de Derechos Humanos, junto con el Dr. (Kevin) Nielsen no reúnen esos requisitos y por lo tanto, la pena, al no estar los requerimientos, es la inadmisibilidad. Ese es el fundamento que esgrimió la Fiscalía”.

 

Advertisement
Compartir